Un proyecto para la traducción al Español de los documentos de Jonestown

by Luis Ángel González Rocha

Estudiante de la licenciatura en Historia por la Universidad de Guanajuato.
Profesor de Náhuatl Clásico en el departamento de Historia de la Universidad de Guanajuato.

La tragedia de Jonestown es un tema que no ha quedado en el olvido. Desde documentales, páginas web con dudosas fuentes, hasta expresiones como “tomar el Kool-aid”. En lo personal, hasta finales de marzo del 2015, nunca había escuchado nada respecto a Jonestown. Mi primer acercamiento fue por un video que encontré en Youtube y que, tras verlo, me impactó en buena medida. Tanto fue así, que inmediatamente comencé una búsqueda por la web para recolectar más información.

Lo primero que saltó a mi vista fue el hecho de que un porcentaje muy alto de las páginas fuesen en idioma Inglés (un idioma en el cual no tengo dificultades). Más allá de este aspecto lingüístico, me di cuenta de que, a excepción de la cinta “Q042”, así como otras pocas grabaciones, nunca citaban ninguna fuente fidedigna (a veces no aparecía ningún tipo de referencia) e incluso, se llegaba mencionar teorías conspirativas, estás con menor fundamento. Por el lado de las páginas en mi idioma madre, es decir, el Español, el resultado no era distinto.

Pero entre todas las páginas, pude acceder la del Instito Jonestown y desde la primera visita, quedé impresionado por el trabajo tan bien desarrollado al catalogar un enorme corpus de fuentes documentales. “Esta es la página que necesito” me dije a mi mismo.

Cómo estudiante (y actualmente profesor) de la licenciatura en Historia por la Universidad de Guanajuato, tuve una curiosidad igual de mayor al preguntar a compañeros qué sabían sobre este tema. Algunas sólo recordaban la parte del suicidio, otros la del “Kool-aid”, algunos más sólo relacionaban la palabra Jonestown con muerte y fanatismo, pero la gran mayoría nunca habían escuchado o leído algo al respecto. Esto me llevó a intentar darle una difusión al tema, al menos en mi universidad. Poco a poco se ha ido logrando algo más estable como a continuación explico.

Una profesora del Departamento de Historia llamada Ángeles Lugo, es encargada de un programa local de radio, así que le planté la idea de dedicar un espacio en el mismo para hablar sobre la tragedia de Jonestown. Lamentablemente dicho programa, por causas mayores, no fue posible, sin embargo, entre las fuentes que había seleccionado para trabajar se encontraba la última carta de Ann Elizabeth Moore, la cual pretendía leer al aire, y para lograr esto, la traduje al español. Envié una copia a la Dra. Rebecca Moore solicitando su permiso, y para mi sorpresa, esta vez la respuesta iba una propuesta para publicar mi traducción en la página del Instituto. Mi emoción en ese momento fue grande, tengo que admitirlo.

Ver publicado mi trabajo, fue un incentivo para continuar en esta área de traducción; el problema que se presentó fue que, debido a otras obligaciones, no podía darme abasto en trabajar en el ritmo que me proponía, así que pensé en la posibilidad de invitar a otros alumnos de mi universidad a colaborar. Incluso solicité permiso para usar un auditorio de la misma universidad y poder exponer a grandes rasgos, no sólo la historia de la Iglesia, sino lo que se pretendía en este proyecto. Desde esa fecha hasta el día, algunos alumnos más se han mostrado dispuestos a participar.

06-rochaDespués de la presentación ya mencionada, algunos estudiantes me sugirieron el incluir este trabajo de traducción como servicio profesional (un requisito indispensable para poder titularse). De nuevo me movilicé y aunque me tomó un poco más del tiempo previsto en informarme debidamente, en estos momentos un profesor del departamento de Historia llamado José Elías Guzmán López, aceptó ser encargado para que el trabajo de los alumnos sea tomado en cuenta como servicio profesional. Si todo sale bien, cada estudiante traducirá entre 10 y 15 documentos. Mi idea actual es volver a invitar de manera general a la comunidad estudiantil.

Pero ¿Qué utilidad tiene el traducir los documentos del Inglés al Español? En primera instancia, no todos dominan el Inglés, por lo tanto contar con estos valiosos documentos en Español, facilitará una mayor difusión del tema. En segunda instancia, aunada a la primera, es que al tener mayor difusión entre hablantes de Español, también incluiría a universitarios, profesores e investigadores, y eso podría originar una mayor cantidad de investigaciones, de trabajos elaborados desde otras perspectivas. Recuérdese, por ejemplo, que en la historiografía hay diferentes corrientes y que puede variar de un país a otro. En este caso, se podría logar un panorama mayor al incluir trabajos de investigadores mexicanos o de otros países de habla española.

Hablando de manera bastante personal, el nombre de la página “Consideraciones alternas sobre Jonestown y el Templo del Pueblo”, me motiva a seguir trabajando (en la medida que puedo) sobre este caso en particular. Esto debido a que me resulta bastante pobre la perspectiva que se le ha dado a través de otras páginas u otros medios de comunicación. Secta, fanatismo, muerte, conspiración, todos estos adjetivos son constantes en buena parte de la “difusión” que se le ha querido dar. Una verdadera investigación no es tan sencilla como sentarse y elaborar conjeturas o teorías conspirativas. Se necesita un buen análisis de las fuentes disponibles, de sopesar una con la otra e ir descartando hipótesis que carezcan de fundamento. Es más fácil describirlo que hacerlo, pero la buena noticia es que no es imposible.

Es cierto que no estoy a favor de la noción de que todo en la historia se repite, pero es difícil negar que somos el resultado de las acciones del pasado, tanto en escala individual, como a una mayor escala colectiva (sociedad, por ejemplo). Si logramos comprender a fondo qué llevó a estas personas a un desenlace tan trágico, cómo se inició la Iglesia, cómo se desarrollaron las ideologías que defendieron con tanta perseverancia, podría servirnos como una coyuntura para unir su contexto con el nuestro. Nadie está aislado en este sentido.

Finalmente, y en lo personal, espero con todo este proyecto de traducción aportar algo útil para facilitar un mayor panorama, nuevas perspectivas, nuevas investigaciones. En fin, poder aportar como historiador.

Referencias

ÚLTIMA CARTA DE ANNIE MOORE, Disponible en http://jonestown.sdsu.edu/?page_id=13938

 

Last modified on October 18th, 2018.
Skip to main content