Los Diarios de Edith Roller Agosto 1975

(This is a Spanish translation of the Edith Roller journal dated August 1-31, 1975.)

Traducción por Ma. Trinidad Carrillo.

Diario de Edith Roller  1-31 de Agosto de 1975

Transcrito por Don Beck de sus diarios mecanografiados – Octubre de 2008  .

Source: RYMUR-89-4286-2018-HH-2-28 to 69 [CD3 section 141, pp 30 to 71]

Al final del diario hay una  lista de personas y grupos mencionados en este Diario

1 de Agosto – 1975 – Viernes

Planché un poco de ropa esta mañana antes de irme al trabajo.

Carol no me dio la información de su tarjeta de tiempo. Escribió a mano un par de memorandos que tenían prioridad antes de ir a una reunión de su nueva unidad. Me dio mis proyecciones del viernes para mi tarjeta de tiempo.

Tuve problemas con el rodillo de la máquina de escribir. Nadie en la oficina pudo ayudar con él, así que tuve que llamar al técnico de IBM y pasar a la máquina de escribir  MagCard. Ya que no estoy familiarizada con ella, tuve dificultad para hacer correcciones. Terminé los dos memorandos justo antes del almuerzo.

Se exhibió una película durante la hora del almuerzo que muestra las extraordinarias obras artísticas desenterradas en la tumba de una dama de alta cuna en China hace unos dos mil años. El trabajo había sido hecho por los arqueólogos chinos comunistas, y el comentario de la película hizo hincapié en que los objetos demostraron la habilidad y el trabajo de la gente común.

El mensaje del Templo anoche indicó que los que van en el viaje a Hawái deben o bien tener los $ 300 requeridos para la noche del viernes o poder decirle al secretario qué arreglos financieros harán. Decidí ir al banco y obtener un préstamo que debo poder empezar a pagar en forma inmediata. Me puse en contacto con el Banco de América y vi a uno de los funcionarios. Me hizo hacer una solicitud de un préstamo Bankamericard. Tenía la esperanza de obtener una tasa de interés más baja, ya que tengo una cuenta allí, pero será al dieciocho por ciento.

Por la tarde reuní material para enviar al abogado en Anchorage que maneja los litigios de RCA-Hartford.

Después del trabajo empaqué, tomé un poco de cena, me vestí. Se me hizo tarde, ya que no había podido hacer mi equipaje anoche.

Recogí a Magnolia, quien tenía una gran cantidad de productos de panadería para llevar al puesto de comida. Una vez más se lamentaba que llegáramos tan tarde, le dije que deseaba ser interrogada por el Consejo sobre mi tardanza. ¿Qué tendría que haber dejado de hacer? Tenía que recoger también a Mary y dejarlas a ella y a Magnolia en frente de la iglesia, conducir y estacionarme en Geary. Mary mostró mal humor cuando le sugerí que no debíamos sentarnos juntas en el autobús, ya que hacía calor y yo tendría que tener la ventana abierta. Ella dijo que se sentaría junto a la “familia”, es decir a sus parientes.

Entré al servicio a las 9:30. Magnolia me pidió las llaves del auto para recoger algo que había olvidado. Wesley Johnson estaba terminando la asignación de transporte. Polla Matteras cantó.

Jim subió al podio. Tomó una ofrenda. Dijo que en los últimos días el templo había pasado por una crisis. Se le había programado para ir a la tierra prometida, pero había sido guiado para no ir. Un viejo enemigo ponía en peligro la vida misma de este cuerpo. “En pocos días se les darán los detalles.”

Joe Johnson, alcalde ajunto, habló. Jim, detrás de él, gesticulaba irónicamente. Después de que Johnson se había ido, se refirió a la gente que habla por los dos lados de sus bocas. Algunos son prostitutos de la religión. No tiene ningún sentido luchar contra los mercenarios religiosos. Los hipócritas de doble ánimo, escupiré de mi boca.

Jim llevó a cabo una sesión de preguntas. En una pregunta relativa a la lucha en Portugal, Jim dijo que la revolución era conducida por los militares, por extraño que parezca, que están tratando de instituir un socialismo limitado. Sus oponentes son liberales de la vieja guardia, probablemente, patrocinados por la CIA.

Valor hizo una pregunta sobre el viaje de Ford a Helsinki: ¿podemos confiar en Rusia? Jim no le respondió directamente. Dijo: el fin no vendrá de esa manera. El Sr. Ford es una catástrofe. Su observación en un campo de concentración fue difícilmente apropiada.
Se formuló una pregunta sobre el viaje a África del reverendo McIntyre, líder reaccionario de un grupo de la iglesia. Jim: Los africanos lo recogieron y lo pusieron en un avión de regreso a casa. Le hizo bien a mi corazón.

Mabel Johnson preguntó sobre la oferta de $50.000.000 que le hizo Kissinger a Turquía a cambio de devolvernos las bases militares. Jim dijo que no sabía sobre el asunto, había estado en el seno de Seol.

Norman Ijames explicó lo que había sucedido.

Magnolia no me había regresado  las llaves. Tenía que ir a trabajar a las 10.00. Pregunté a los guardias en las puertas, y no les había dado las llaves a ninguno de ellos. Estaba preocupada, pensé que no podría ir a Los Ángeles, ya que no tendría manera de entrar a mi departamento el lunes por la mañana para prepararme para el trabajo. Tenía planeado llamar a Magnolia al trabajo y dormir en la iglesia durante toda la noche, ya que no podía despertar a la casera tan tarde. Le pregunté a Joyce Rozynko si alguien se estaba quedando en el Templo que me pudiera dar un lugar para dormir. En ese momento uno de los guardias de seguridad me dio las llaves que me había dejado Magnolia con él.

Larry Schacht ha sido admitido en la Escuela de Medicina de la Universidad de California en Irvine. Se ubicó en el segundo lugar entre trescientos solicitantes. Padre le había dicho una frase para usar la cual le aseguró su alto rango.

Después de las curaciones, Jim hizo que la congregación se acercara al altar. Yo no tenía dinero para dar. Estaba bajando del podio cuando el tutor apostólico me indicó que Jim me quería de vuelta. Me tomó la mano y había una mirada peculiar en sus ojos. Pensé que estaba consciente de lo difícil que había sido  todo mi día.

El servicio terminó sobre las 12.00.

Esperé en mi auto. El autobús no. 3 generalmente aborda cerca de Geary. También esperaba que alguien viniera a recoger el equipaje de Mary. Finalmente me decidí a buscar el autobús en otro lugar y lo encontré cerca del Templo. Me fue difícil encontrar un asiento. Alguien vino del autobús No. 12 para recoger las pertenencias de Mary. Decidí hablar con ella acerca de hacerme esperar, al igual que de su mal humor cuando le dije que no debíamos sentarnos juntas en el autobús.

La tarifa del autobús fue recogida en el autobús y se tomaron nombres. Me dormí antes de que salieran los autobuses, que debe haber sido aproximadamente la 1:30.

Paramos a descansar a las 3:30.

2 de Agosto – 1975 — Domingo

No desperté hasta que nos detuvimos en Bakersfield a las 8.30. La anfitriona me dijo que probablemente tenía sólo veinte o treinta minutos, por lo que empecé a correr para entrar en la fila en el cuarto de baño. Estaban regando el césped, y me resbalé en el cemento mojado, caí de trasero y me golpeé la cabeza. Polla Matteras, Gina Severns y Vicki Moore (las dos últimas habían recibido entrenamiento de enfermería) se acercaron,  fueron muy amables, lavaron la herida y le aplicaron antiséptico. No tenía dolor, no me dolía la cabeza. Recordé a Padre tomando mis manos y la mirada en sus ojos la noche anterior.

Me quité el vestido, que estaba mojado, y me puse el uniforme ofertorio. Me lavé los dientes, tomé mis vitaminas, y  comí mi comida.
Los autobuses salieron a las 9:30.

Leí  A la estación de Finlandia por Edmund Wilson, y luego dormí. El clima estaba muy cálido.

Llegamos en Los Ángeles a las 12:30. La fila de control de seguridad estaba tan desorganizada como de costumbre. Finalmente pedí  ir a la cabeza de la fila. Hablé con Vernell Henderson, quien me llevó con las enfermeras. Sylvia Grubbs y las otras enfermeras tuvieron que afeitarme la cabeza y detener la hemorragia, que había sido profusa.

Fui arriba y guardé un asiento. Luego me vestí y entré al servicio cuando el transporte estaba siendo asignado.

Gen Chaikin había regresado de Guyana. Habló sobre todo de los acres plantados de alimentos.

Jim estaba en el podio a las  3:50. Su tema fue: “Los que viven justos en Cristo Jesús padecerán persecución.” Las iglesias están alineadas contra nosotros. “Ellos matan pensando que es un servicio a Dios.” Cada iglesia es un enemigo. Si usted puede sentarse en una iglesia mañana cómodamente, usted no está con la verdad. Dijo que hacía hincapié en decir la verdad antes de tomar una ofrenda.

Jim se enojó porque la gente no seguía sus instrucciones de dar todo lo que  tenían y de no decir nada. Más tarde habló del arrepentimiento que sentirían algunos que ahora se negaban a dar todo. Ningún hombre rico se salvará nunca.Principio del formulario

Jim dejó el podio durante unos minutos para responder a una llamada de socorro.

Jim anunció la contienda entre San Francisco y Los Ángeles que culminaba el 31 de agosto para recaudar dinero para un avión. Wesley Johnson desafió a Los Ángeles. La competencia está siendo utilizada para un buen fin.

Jim habló de cancelar el viaje a la tierra prometida. Era esencial para la seguridad de la familia aquí. Habló como si el viaje a Hawái estuviera siendo diferido también.

Realizó curaciones.

La congregación llegó al altar. Jim tocó a todos, pasando de un lado al otro. Luego decidió ir a lo largo de la fila, con la bandeja de la ofrenda adelante de él. Fue a lo largo de un pasillo al tiempo que se formaban  filas en los otros, tocando cada persona.

La reunión fue despedida a las 6:30.

Me fui a casa con Beulah Pendleton, al igual que Kaye Rosas y su hija, Liane. El marido de Beulah nos llevó a casa. Kaye solía vivir en la casa de Agnes Jones en Ukiah donde la madre de Beulah se quedó.

Beulah nos dio de cenar: pollo al horno, pan y guisantes enlatados.

Me sentía un poco nerviosa e  interrumpí a los niños que tocaban el piano. La hija de Kaye, que es bastante rebelde, desobedeció, y la amenazó con pegarle. Liane tiene ocho años y se chupa el dedo como lo hacen muchos de nuestros niños negros. Ella probablemente se siente indeseada al ser transferida de una casa a otra.

Me metí a la cama y leí el periódico hasta que Beulah sirvió un poco de sandía. Me dio un enorme pedazo.

Leí más de A la estación de Finlandia de Edmund Wilson. Me fui a dormir a eso de las 12:00.

3 de Agosto – 1975 – Domingo
Me desperté a las 7.30, cuando se levantó Beulah, pronto me dormí de nuevo. Beulah me llamó a las 8:50.

Tomé para el desayuno un huevo, tocino, pan tostado y sémola.

El marido de Beulah nos condujo con un gran número de niños al Templo.

Eran cerca de las 11:45 cuando entré al servicio. No me necesitaron para la toma de la ofrenda. Encontré un buen asiento en el centro de la segunda sección.

Estaban dando testimonios.

La congregación y el coro cantaron números rápidos que elevaron los espíritus.

Se puso una grabación de un antiguo sermón de Jim.

Chris Lewis habló: Padre nos ama a todos por igual. No hay un gran “YO”, ni un pequeño “TU”.

Grupos de jóvenes realizaron algunos bailes africanos. Las chicas de San Francisco fueron las primeras; a continuación, los niños pequeños, y un grupo mixto de niños y niñas, los dos últimos grupos, bajo la dirección de Frances Johnson. Algunos de los símbolos fueron explicados.

Jim entró durante el baile a la 1:20. Liberando cautivos de la cárcel es lo que hemos estado haciendo, dijo. La CBS-KNX dijo que será mejor que despertemos a lo que está sucediendo en nuestro país o nos encontramos en la misma situación que los alemanes ante Hitler. Algunas de las declaraciones de Jim: Estoy siempre un poco temeroso de recibir gente  blanca que ha olvidado lo que ha sufrido. En este país no obtienes más justicia que la que hayas comprado.

.
Se anunció que el auto de alguien está en la entrada de coches de un vecino. La persona que lo hizo es un hipócrita pésimo, dijo Jim.

Las cárceles son ya campos de concentración. Algunos de ustedes tienen los ojos vendados, deletreando B-I-B-L-I- A. Jim dijo que tenía un gran respeto por Jesús, quien fue un revolucionario precoz. Thomas Jefferson dijo que el estado siempre acabaría con la gente; el país debe tener una revolución cada veinte años. Lo mismo hicieron Paine y Washington. Jim atacó particularmente la rigidez de algunas mujeres educadas. Habló de la Biblia como  agente de opresión. La gente de la iglesia son los únicos que te matarán pensando que hacen un servicio a Dios.

Jim se refirió a su cansancio. Había pasado cuatro días sin dormir. “Es un chu-chu lento hoy, pero voy a lograr llegar a una estación.” Algunos tienen que escuchar la verdad hoy o irán a un campo de concentración. Dio ejemplos de lenguaje vulgar en la Biblia.

El predicador siempre encabezó el linchamiento. ¿Quién crucificó a Cristo? Gente de la iglesia. La Biblia hace a la gente complaciente. Habló de la codicia y la maldad de los ministros. “Creo que este es un ejercicio fútil. La gente no quiere escuchar”.

Describió la devastación que causará una bomba nuclear. “No me gusta hacer esto antes de que haber tomado la ofrenda. Pero no puedo permitirles que me digan “No me dijiste” ´Ellos mataron a Martin Luther King, cuando comenzó a marchar con la clase obrera, hablando de cómo los ricos apoyaban la guerra de Vietnam. Los ricos son la fuente de ingresos para las iglesias.

Cuando Nixon anda corriendo por aquí libre, yo voy a defender a los negros si roban la condenada Casa Blanca.

La Biblia dice, obedece a tu maestro. Si usted tiene un buen maestro sea agradecido, si uno malo, sopórtelo

.
Jim continuó con el tema del linaje de Jesús. Primero pone en duda su paternidad. ¿Por qué se trazó por medio de José? Luego mostró la inconsistencia en las cuentas que dan Mateo y Lucas de los antepasados ​​de Jesús. “Usaría todo un sermón para convencer a una persona.” Se ocupó de la falta de creencia en Jesús de María. No hay una historia en la que los evangelios están de acuerdo. Dio a la congregación tres ilustraciones sobre los puntos que estaba haciendo: cómo llegó a la conclusión cuando era un simple muchacho, pobre y enfermo, que “yo soy el único Dios que hay”; cómo unos niños en Redwood Valley encontraron una bola redonda de mierda de halcón, que se parecía a la tierra, y él les explicó que a lo mejor la tierra no es más que mierda de halcón; y él y un miembro de la  plataforma con él actuaron la revuelta de Lucifer. “Yo no quiero ser un dios, pero soy un salvador, un liberador, un revolucionario.”

Nunca sabrás lo que has tenido hasta que ya no esté contigo. Sé que me necesitas. Alguien empezó a llorar. “Eso es lo que quiero decir”. Las personas se aprovechan de mí, me hacen que haga todo el trabajo y que recaude todo el dinero. Analizó el relato de la creación y de Adán y Eva.

Probé – y no funcionó – tu vas a tratar de encontrar una manera de evitarlo. Si no vienes hoy, será demasiado tarde. Habló de la reencarnación y de otros planetas. Perdí mi tiempo. Es una pérdida de tiempo (de su liderazgo). No me traigan gente nueva. Terminó de hablar a las 3:20.

Tomó la ofrenda por suma.

Hubo curaciones. Después que dos fueron sanados, Jim pidió a cualquiera que no creía que se marchara.

El servicio terminó a las 5:00.

Encontré un lugar pronto en la fila de alimentación y comí la comida comunitaria.

Me cambié de ropa y me subí al autobús. Los autobuses salieron a aproximadamente las 6:30. El día estaba muy caliente. Tuvimos que parar una vez pasando sobre la Vid para que se enfríen los autobuses. En el tramo antes de llegar a la parada de descanso nos dijeron que cerráramos  las ventanas a causa del humo tóxico.

Leí A la estación de Finlandia de Edmund Wilson, dormí un poco. Estaba sentada al lado de una madre con su bebé. Era grande y a veces se extendía en mi territorio.

Nos detuvimos en Button Willow  [Buttonwillow], donde corrí un poco, bebí mucha agua. Sylvia me revisó la cabeza, dijo que se encontraba bien, y que no creía que necesitara ver a Debbie Evans en la iglesia el lunes por la noche. Le escribí una nota a Debbie y se la di a Carolyn Looman.

Hablé durante unos minutos con Gene Chaikin.

A Edie Kutulas y a mí nos pidió Jim hablar con una joven indígena de Fresno, quien apenas acababa de comenzar a venir al Templo. Jim dijo que podría recibir algo de oposición por parte de sus familiares, ya que los indios a menudo piensan que son mejores que los negros. Ella es una ingenua de dieciséis años de edad.

El autobus No. 12 había tenido problemas, y cuando terminaron de abordar los otros autobuses, tuvimos que esperarlo y al autobús n º y 5, que se había quedado con él. Nos dijeron que nuestro autobús y  el No. 5 tendrían que dividirse los pasajeros del No. 12. En No. 12 y 5 llegaron y abordaron. Todos los niños y los jóvenes cedieron sus asientos y se colocaron en los pasillos. Debimos haber llevado un centenar de personas. Los niños pequeños eran cargados por los adultos. Yo iba bastante cómoda, excepto que no pude recargar mi asiento hacia atrás, y cuando dormía me torcí el cuello.

Varios miembros del Consejo de Redwood Valley – Don y Bonnie Beck y Lee Ingram – estaban en nuestro autobús, probablemente iban a hablar con Jim en San Francisco, ya que la situación de emergencia mencionada anteriormente no se había resuelto aún.

Dejamos Buttonwillow a las 12:00. Yo esperaba que llegaríamos tarde a San Francisco, pero hicimos muy buen tiempo y llegamos a las 5:45.

Aunque creo que el No. 5 llegó antes que nosotros, no vi ni a Mary ni a Contonia. Llevé a otros a Scott y Oak, y llegué a mi departamento a las 6:15.

4 de Agosto – 1975 – Lunes

Carol me mantuvo extremadamente ocupada todo el día terminando un trabajo antes de irse a Gaithersburg.

Almorcé en mi escritorio y luego salí a caminar. Compré una dona.

Después del trabajo tomé el autobús Masonic y fui al Hospital U. C. a ver a Jim McElvane. Tuve que esperar quince minutos más o menos. Le estaban poniendo antibióticos intravenosos y parecía tener dolor. Dijo que estaba teniendo problemas de estreñimiento. Ha tenido un gran número de visitas y dijo que algunas veces lo cansan. Espera salir del hospital esta semana.

Llegué a casa a las 7:00. No hice mis ejercicios.

Preparé cena y cené y lavé los trastes.

Pasé alrededor de una hora en mi diario, corrigiendo la sección del 16 al 31 de enero, pero me estaba quedando dormida.

Me fui a la cama a la 1:30.

5 de agosto – 1975 — Martes

No tuve tanto que hacer hoy como ayer, pero no tuve tiempo libre. Carol estaba aún terminando pedidos de último momento.

A mediodía vi una película de la serie para empleados. Se llamó “Similkameen”, el nombre de una mina de cobre en Columbia Británica. Los paisajes eran realmente hermosos.

Recogí un adelanto en efectivo para Carol y ella recibió su boleto. Mecanografié su itinerario.

El Banco de América llamó para decirme que mi préstamo fue aprobado.

Cuando bajé del autobús esta noche llevé mi coche al Mercado de Agricultores (el cual no es nada especial como distribuidor directo de los cosechadores, sino una simple tienda de comestibles), compré algo de fruta para el resto de la semana.

Hice ejercicio.

Preparé cena, cené y lave los trastes.

El mensaje del Templo dijo que definitivamente el viaje a Hawai había sido diferido, pero que los que desearan ir debían hacer una reservación. Probablemente relacionado con la emergencia actual, se nos dijo tomar precaución cuando hablemos por teléfono con un hombre llamado Eliot, y nadie debe repartir volantes por el momento.

A las 10:00 empecé a trabajar en mi diario ingresando notas de la sección del 16 al 31 de enero en mi calendario corrigiendo otra vez, ya que estaba muy somnolienta la noche anterior.

En lugar de “En Conversación”, el programa de Mobil oil en la KDFC esta noche conmemoraba el lanzamiento de la primera bomba atómica y no quise escuchar justo antes de ir a la cama. Tomé un baño.

Leí periódicos y un poco de Wilson.

Me fui a la cama a la 1:30.

6 de agosto – 1975 — miercoles

Se me ha asignado trabajar con John Stewart, un abogado negro, esta semana y la próxima, mientras la nueva secretaria empieza a trabajar. Él está tomando el lugar de Carol en la unidad Garb y estará a cargo de los trabajos que estaban bajo su responsabilidad. Yo me quedo en mi escritorio. Me dio solo unas cuantas cosas hoy.

Escribí entradas en mi diario sobre el fin de semana pasado.

Tuve que hacer algunos cambios en los memorandos que escribí ayer para que los firmara Garb sobre los cobros de abogados externos, incluyendo el del trabajo de Puerto Rico que nos ha dado tantos problemas.

Almorcé temprano en mi escritorio y fui a escuchar el discurso en el Foro de Energía a las 12:15. El orador era R. Paul Schmitz, Jefe Ingeniero Nuclear de la Organización Thermal Power, una entidad de Bechtel. El tema, “Eliminación de Desechos Nucleares” fue muy informativo. Pero como todos en esta serie fue diseñado para mostrar lo esencial y lo seguro que son las plantas nucleares. Admitió que había algunos problemas. El lugar estaba repleto, y tuve que permanecer de pie durante todo el discurso.

Tomé un corto paseo antes de regresar a la oficina. Busqué un traje de baño en dos de las tiendas cerca de California que venden ropa barata, pero no encontré nada apropiado. Fui por un traje nuevo para el viaje del Templo.

Cuando llegué a casa esta noche tomé una siesta de una hora.

Comí un huevo frito, un pan tostado, verduras congeladas, y una ciruela.

Me vestí para el servicio de esta noche.

Llevé a Magnolia y Mary. Mary y yo tuvimos un desacuerdo sobre un asunto trivial. Cansada de su constante paranoia protesté. Ella se desquitó, después de echarme un par de insultos, se fue por su cuenta. Estoy decidida a no volver a llevarla hasta que pueda ser cortes conmigo. Le dije a Magnolia que no solo me desvió para pasar por ella, lo que me retrasa, pero me ha pagado solo un dólar por todo el transporte que le he brindado.

Traje para vender en el bazar del Templo el canasto que compre en Cost Plus, ya que no creo sacarle ningún provecho.

Magnolia y yo estábamos en medio de la gente del Valle que estaba llegando y no pude encontrar un lugar en la sección de enfrente.

Sue Noxon llenó un cuestionario sobre mí para agregarlo a mi registro médico. Me interrogó sobre mi caída el sábado. Me dio una copia de una dieta vegetariana. Me instó a hacer arreglos para un examen físico.

Después de los cantos de la congregación, Rick Cordell, usando material del libro de Yette, The Choice (La Elección), leyó legislación propuesta para suprimir a los negros imponiendo ley marcial en los barrios.

Jim subió al podio. Dijo que había pasado siete días sin dormir. El y miembros de su equipo habían estado ocupados con una amenaza de muerte a nuestra organización. Era una campaña en los medios iniciada por Lester Kinsolving y respaldada por la CIA, que involucraba ambos periódicos y radio. El Templo había establecido oficinas en San Francisco y con nuestro propio personal había manejado todo, alcanzando medios noticiarios a través del país, ejerciendo presión en los anunciantes, trayendo demandas y demás. Bajo nuestro impulso, los musulmanes habían sido persuadidos de demandar a Kinsoling por difamación. El trabajo estaba casi terminado, y habíamos ganado. El viaje a Hawái tuvo que ser pospuesto pero quizá se realizara más tarde.

Nuestros miembros que habrían estado en un avión con rumbo a la tierra prometido se salvaron de estrellarse. Deanna Mertle había sido salvada también de morir de una ruptura de apéndice que pudo haber sido malinterpretada como mareo de haber estado en un buque en la tierra prometida.

Participé en la ofrenda, que Jim tomó por total.

Algunos chicos jóvenes fueron traídos al piso por robar galletas en un supermercado. Jim les advirtió que si robaban, un policía los atraparía y terminarían en una cárcel para menores donde serían golpeados en la cabeza. Se les dieron veinticinco azotes.

Debbie y Rick Schroedeer fueron llamados al piso. Colaboran poco con el arreglo de vivienda comunal que se estableció para ellos. Debbie sigue con sus malas prácticas respecto a su hijo Tadd, llevándolo a su cama, vistiéndolo como niña, oponiéndose a que lo cuide Barbara Cordell. Rich hace buen trabajo pero no pone sus ocho horas; se rehusó a ayudar a Cathy Tropp con transporte durante la emergencia actual, así que estuvo sin comida ni ropa limpia, aunque ambos él y Debbie tienen coche. Debbie no dejó a Tadd con Shirley Smith, la otra miembro de la comuna. Debbie admitió haber resentido tener que vivir en comuna. Jim dijo: si no les gusta la vida comunal, no quieren los beneficios para ustedes y su hijo. Ambos Debbie y Rick declararon que querían estar en el grupo porque podían ver que la sociedad exterior no tenía rumbo.

Jim en un contexto más amplio que esta situación le habló a la congregación sobre la necesidad de que la gente pobre se uniera en vida comunal como el único camino de defensa contra el enemigo, el Sistema, que se basa en la familia nuclear como su medio más importante de oposición al socialismo. Mostró cuanto más se ganaría si nuestra membresía se reuniera junta en un arreglo de vivienda comunal in términos de finanzas y facilidad de manejo del trabajo. “El mayor regalo que les he dado no es la sanación, sino que he hecho al pobre rico”.

Jim le dio a Debbie y Rick dos semanas para hacer ajustes satisfactorios o irse. Nombró un comité para discutir los detalles con ellos. Cada uno debe recaudar cien dólares.

Judy Houston recibió muchos premios en la escuela, a pesar de haber tenido un problema auditivo y visual. Anthony Pike fue reconocido por corregir a los adultos por desperdiciar comida.

Se invitó a todos a venir al altar, como el Templo necesita dinero. El servicio terminó por las 12:30.

Yo debía pedir a Sylvia Grubbs que me revisara la cabeza, pero no la ví. Le pedí a Vicky Moore que lo hiciera. Me dijo que todo iba bien.

Primero llevé a casa a Valor, luego a Contonia, luego Magnolia y Kaye Gibbs, quien se estaba quedando con Magnolia en la ciudad.

Llegué a casa a la 1:35.

Planché ropa para algunos días.

Leí A la estación Finlandia de Edmund Wilson durante aproximadamente una hora.

Fui a la cama a las 3:15.

7 de agosto – 1975 – jueves

No tuve mucho trabajo.

Hice una lista de los gastos de Julio.

Almorcé afuera. Fui al banco a depositar mi cheque. Más tarde fui al banco otra vez y firmé los papeles para el préstamo de $300. Lo deposité en mi cuenta.

Después del trabajo corrí por quince  minutos en el parque.

Me lavé el cabello después de hacer tareas personales.

Preparé blintzes para cenar de una receta que tomé de una revista de Nora. El relleno era de queso crema y queso cottage. Ambos los blintzes y el relleno requerían huevos, así que no prepararé la receta muy seguida, pero quizá sea posible modificarla y usar solo el queso.

Me tomó tanto tiempo preparar y cenar que solo tuve tiempo para lavar la ropa interior.

Leí A la estación Finlandia de Edmund Wilson durante una hora.

8 de agosto – 1975 – viernes

Tuve otro día sin mucho trabajo después de recibir las tarjetas de tiempo.

Pase un tiempo considerable en cosas personales.

Almorcé afuera. Corrí en el parque después del trabajo.

Preparé cena, cené y lavé trastes. Lavé algunas prendas de ropa.

Trabajé en mi diario. Terminé las correcciones de la sección del 16 al 31 de enero y empecé a leer las entradas del 1 al 15 de febrero.

Leí A la estación Finlandia de Edmund Wilson.

Fui a la cama a las 2:00.

9 de agosto – 1975 – sábado

Me levanté a las 9:00.

Dejé el departamento antes de las 10:00. Compré gasolina y revisé el aceite, agua y llantas de mi auto.

Conduje a la calle Bay para hacer compras en el nuevo Coop que abrió la semana pasada, una sucursal del Coop de Berkeley. No sabía dónde quedaba exactamente and manejé en círculos por un rato, ya que esperaba ver un estacionamiento abierto y el anuncio del Coop. La tienda ocupa un espacio en el edificio Akron a una cuadra de Cost Plus. Está bien surtido y tiene amplio estacionamiento en el techo del edificio. En mesas frente a la tienda había voluntarios explicando los métodos de Coop. Compré frutas, jugos y leche agria para la diera que voy a empezar la semana siguiente así como los comestibles de costumbre para la semana que viene.

De regreso entregué ingredientes para ensalada para el domingo en el Templo. Llevé a Jerry [Gerry] Bailey y su hermana, han estado en Los Ángeles con Jim para los servicios del jueves y viernes allá.

Descargué las compras y las guardé.

Me comí el resto de los blintzes de queso del jueves en la noche.

Limpié el departamento.

Tome una siesta de una hora.

Me vestí para el servicio del Templo. Llamé a Magnolia pero no estaba en casa. Salí hacia el Templo sobre las 8:00.

Llegué como a las 8:15. El servicio apenas empezaba.

Jim dijo que el enemigo se ha retirado. Presión de los anunciantes en los medios ha sido el responsable.

L.C. Inghram está en malas condiciones (probablemente ha sufrido un ataque cardiaco). Se le había advertido que bajara de peso y evitara el sexo. Estuvo tendido ocho horas sin atención médica; su pareja estaba demasiado preocupada por su reputación para llamar a alguien.

Una cinta de un periodo de preguntas de servicio de anoche en Los Ángeles se tocó. La primera pregunta se refirió a la de glorificación de Stalin. Jim dijo, no me hablen de los errores de Stalin. Describió la valentía con que Stalingrado fue salvado. La segunda pregunta fue acerca de la diferencia entre socialismo y comunismo. Jim abordó el tema de los Cristianos Pentecostales. Son la mayor escama. No hay nada ahí. Tienen más  predicadores bandidos que ningún otro. La gran mayoría de los seguidores de Jim son antiguos Bautistas.

El capitalismo nos ha traído al borde de la guerra nuclear y los campos de concentración. No podemos permitirnos no seguir el camino del comunismo.

El Dr. Carlton Goodlett había ofrecido llevarlo a ver algunos países comunistas.

Jim habló de la cooperación del Templo con la Nación de Islam.

Jim tomó preguntas de nuestra congregación. Wesley Johnson preguntó por qué había tanta tortura entre todas las gentes. Jim dijo: “Viene con el capitalismo. Es un sistema donde el perro grande se come al perro chico. El socialismo usa  campos de trabajo para reformar a sus oponentes. Los socialistas creen en la mente humana, el capitalismo cree que todos son mezquinos”. Nos aconsejó: “Nunca les permitan que los tomen prisioneros; oblíguenlos a matarlos.”

Otra pregunta: “Sobre La Sra. Gandhi, ¿fue necesario matar a toda esa gente?” Jim: “ella no mató a nadie. La CIA estaba a punto de asumir control del país. Ella los echó. Lo mismo le va a pasar a Portugal. Creo que ella es demasiado misericordiosa. Nuestros periódicos dicen mentiras. La prensa se opuso a Nixon solo porque él los perseguía.”

“No creo en ningún hijo de puta congresista. ¿Cómo entraron esas gentes aquí esta noche (refiriéndose a los visitantes que fueron admitidos por el comité de bienvenida)?”

Jim repasó su Biblia, Jesús y María, e historias de zopilotes con groserías, lamentablemente, ya que había tenido la intención de terminar el servicio temprano.

Jim reveló que Danny Kutulas había desertado. Sabía lo cerca que estábamos de la destrucción, quería salvarse a sí mismo. Le causó a Jim un ataque cardiaco; tuvo que recibir oxigeno por dos horas. Cada persona blanca que no ha conocido la pobreza debe ayunar por cinco días.

Inspirados por nosotros los musulmanes le dieron dificultades al Reverendo Ike en Chicago.

El servicio terminó con sanaciones y un llamado al altar. El servicio terminó sobre las 2:00.

Kaye Gibbs se estaba quedando con Magnolia durante la semana y regresaba ahí. No me asignaron a nadie para hospedar.

Sylvia Grubbs revisó mi cabeza y Debbie Evans me quitó las vendas que me habían puesto. Solo un poco de sensibilidad es evidente.

Llevé a Valor a su casa, y a Contonia y Kaye (a la de Magnolia). Tuve un poco de problema para encontrar estacionamiento.

Comí un poco de sandía y queso. Leí el periódico del sábado.

Fui a la cama a las 5:00.

10 de agosto – 1975 — domingo  

Me levanté a las 9:00. Desayuné jugo de toronja, un huevo frito, salchichas, pan tostado. Lavé trastes e hice mi lonche.

Me fui al servicio a las 11:00. Había ya una fila, y no pude entrar al servicio mucho antes de las 12:00, cuando el servicio empezó hoy.

Jim dijo que iba a ir con el Dr. Goodlett como un publicista negro a visitar algunos países comunistas.

Se tomó la ofrenda. Jim hizo énfasis en la vivienda comunal.

El enemigo se retiró. Los estamos persiguiendo en Washington.

Jims pregunto ¿cuantos creen que Jesús fue resucitado de entre los  muertos? ¿Cuántos creen que son salvados por la sangre de Jesús? Muy pocos dijeron que creían en esas declaraciones, pero algunos creían que Jesús convirtió el agua en vino. Jim mostró que no lo hizo, no multiplicó los panes y los peces. Ridiculizó todas las historias de Jesús. Luego ridiculizó a los predicadores, como al que quería “comulgar” con Leo Wade haciéndolo poner su pene en su ano. “Los dos grupos que odio más son los ministros y los sepultureros. Son nuestros enemigos”. Jesús era un profeta menor. No me clavarán a la cruz. Cualquiera que le hable a Jesús ahora es un blasfemo. Debes creer en un Dios conocido.

Jim condujo un periodo de preguntas. La primera pregunta: “¿Tomas Paine fue un socialista?” Jim respondió: “Él vivió antes de su tiempo. Marx y Engels vivieron después. El creía que la Biblia era un montón de mentiras, pero aún tenía fe en un Dios abstracto.” Jim habló de cuan cobardes son los ministros, usando como ejemplo al padre de Carolyn Layton, un superintendente de los Metodistas Unidos. Tenía miedo de enfrentarse con la CIA, vinieron por él. (Creo que esto sucedió durante la reciente jugada contra el Templo). La vida es sufrimiento, amar es doloroso.

Valor preguntó: “¿Por qué el gobierno tiene a la CIA?”. Jim: “Para proteger sus perversidades. Pero se están asustando ellos también. Están luchando entre ellos. El gobierno está muerto. Por ejemplo, los ingleses no pueden controlar a los irlandeses, con todas sus armas; los irlandeses serán libres. El capitalismo está lleno de contradicciones que serán su ruina.”

Se hizo una pregunta sobre Rhodesia. “¿Se quedará la gente inmóvil frente a eso?” Jim responde: “Ellos reinarán por un tiempo pero no durará. Ochenta por ciento de la población es negra y prevalecerá después de algunos años de opresión.”

“¿Tendrá éxito la demanda de Nixon por las cintas que hizo?” Jim responde: “Es bueno que están peleando entre ellos. Pero no se va a cerrar la CIA.”

Lisa Layton preguntó: “¿Por qué ya no usamos la palabra “apostólico”?” Jim: “Porque la gente tiene que saber exactamente lo que creemos. No es seguro. Pero lo tendremos de todas maneras.”

Vern Gosney preguntó: “¿Por qué en la historia de este país hay tanto odio por los negros y los indígenas?” Jim: “El sistema cultiva conflicto entre las razas. Y la Biblia to enseña.”

Jean Newsome: “¿No está siendo usado el peligro de la guerra nuclear para hacernos olvidar amenazas menores?” Jim: “Hasta cierto punto. Pero el peligro es real. Me temo que no podremos librarnos de una guerra nuclear. Las naciones socialistas creen que sucederá. Ford dice que usaremos estas armas primero. Cuando los imperialistas se den cuenta que van a enfrentar el juicio de la gente, arriesgarán la bomba primero.”

Hubo sanaciones, y la congregación en fila dejó el altar.

La reunión se terminó rumbo a las 4:15.

Conduje a casa.

Preparé comida y comí. Planché ropa. Me cambié de ropa y a las 6:30 me regresé al Templo para el servicio vespertino a las 7:00.

Dos grupos de niños cantaron durante el periodo de testimonios.

Se organizó la transportación.

Se hicieron anuncios por Ron Talley. Se tomó la ofrenda.

Diversos reconocimientos fueron otorgados: Myrtle Sims, por su ayuda en el taller; Mary Lawrence fue postulada miembro de la Comisión de Alcoholismo; Benton Smith, un niño, es miembro de la Patrulla de Seguridad; Victoria Tyler recibió un premio de la Universidad de California, Berkeley.

John Gardner estaba en el piso por decirle a Kurtas Smith perra lisiada. También había dicho que pensó que vio un clavo en el madero con el que fue azotado cuando estuvo en piso anteriormente. Nadie lo creyó. Su madre, Ruby Carroll, lloró porque él es tan malo. Fue castigado con 120 golpes. Una mujer dijo, “Pónganlo en la calle”. Se nos explicó que no podemos porque aún es un menor. John gritó a los 70 azotes; en ese momento Jim conmutó la sentencia.

Ronnie Dennis, un niño, encontró algo de dinero y lo entregó.

Lorenzo Lindsay fue el siguiente. Había empezado a golpear a su madre. Se había rehusado a venir a la iglesia. Se drogó. Amenazó con un cuchillo a su hermano. Había estado en prisión por un cargo de violación. “¿Lo hiciste, verdad?”  Preguntó Jim. Jim quiso hacerle entender el castigo que recibiría si persistía con su comportamiento ofensivo. Se portó muy engreído. Jim lo puso a pelear con alguien de su misma edad. Eric Upshaw, con guantes. No peleó muy bien, fue derrotado. La congregación tuvo permiso de abuchearlo por pegarle a una mujer.

Jim se refirió a alguien que había acaparado el teléfono público en el Templo en medio de la crisis cuando el teléfono debía mantenerse disponible para comunicaciones vitales. La persona se rehusó a colgar cuando se lo pidió la operadora. Al principio Jim no iba a decir el nombre públicamente, pero luego cambió de opinión. Fue [Mable] Mabel Johnson. No podía recordar tal incidente. Paso a paso se le tuvo que presentar la evidencia. Le fue recordada su comparecencia anterior frente al Consejo así como su olvido similar referente a las relaciones con Colton Henry. Había sido vista recientemente con él en su auto, y gradualmente se descubrieron hechos sobre esta conexión. La había llevado de compras, le compró comida en los puestos de comida, a pesar de que se habían dado órdenes de que las mujeres debían evitar a Colton. Jim comentó que “su cerebro se le había ido al escroto”. Se mandó traer a Colton; lo encontraron dormido “en la bóveda”. Debía estar trabajando en el Templo y entregando su salario completo, pero las secretarias habían recogido solo un cheque de los cuatro que recibe al mes. Jim calculó que el Templo había perdido $1,000 por cada uno de los seis meses. Las secretarias, Jane Mutschmann y Maria Katsaris, eran las responsables por no exigir el dinero. Velma Darnes también había recibido favores de Colton. Su esposa, según su hija, le había permitido ir a la casa y dormir y cambiarse de ropa, en contra de las instrucciones. Jim fue muy duro con “ustedes mujeres quienes son las culpables de esto”.

Jim advirtió a Colton que sentiría los efectos en su cuerpo de “tocar a Dios”. Decretó que peleara con John Harris con guantes. Colton fue incapaz de regresar un solo golpe. El juicio de Jim ya había tenido efecto. Tuvo que ser sostenido mientras se le fotografiaba con las tres mujeres, Mabel, Velma y su esposa. Fue un espectáculo patético.

Colton fue cargado afuera. Su presión arterial y pulso revelaron que estaba muerto. Jim eventualmente regresó a revivirlo. A cualquiera que dudara que había muerto se le instó a ir atrás y verlo.

Mom Taylor y dos consejeros estuvieron sentados al lado de una visitante durante toda la sesión vespertina para explicarle lo que estaba pasando. La llevaron atrás a ver a Colton.

Se revelaron más detalles concernientes a Mabel Johnson. Tenía una casa de dos recamaras en Ukiah pero se las arregló para no llevar huéspedes, diciendo que estaba guardando espacio para su hijo y su hija. La hija raramente venía. El hijo, quien había sido liberado de la cárcel por Jim, se había quedado con nosotros solo unos días. Jim dijo que los abogados y la policía local se habían quedado atónitos de que trajera el hijo a la comunidad, ya que había sido convicto de robo con asalto.

Mabel hizo una declaración admitiendo que había mentido acerca de acaparar el teléfono. A las tres mujeres se les asignó traer $200 en efectivo cada una, y lo mismo las secretarias.

Como la reunión se dio por terminada, la gente pasó al altar.

La reunión se terminó alrededor de las 12:30.

Anteriormente en la reunión Jim se había referido a un miembro cuyo corazón había sido completamente restaurado por Jim y estaba ahora viviendo en el Templo. Le había hecho comentarios a Ron Crawford. Está ahora en el hospital. La descripción le encajaba a Harry Williams.

Llevé a Valor y a Contonia a casa.

Llegué a casa alrededor de la 1:15 y comí algo de sandía. Leí A la estación Finlandia de Edmund Wilson un rato. Me fui a la cama a las 2:00.

11 de agosto – 1975 – lunes

Me pasé la mañana mecanografiando algunos acuerdos inter-entidad para John Stewart. Eran monótonos y en algunos casos no se habían hecho los cambios apropiados en el borrador así que tuve que rehacer varias páginas.

Almorcé temprano en mi escritorio y a las 12:00 fui a la reunión organizada por las Mujeres Bechtel a favor de Acción Afirmativa (Affirmative Action), en la cual la presentadora era la Ministra Glenda Hope,  Presbiteriana ordenada y directora de la Red de Adultos Jóvenes de San Francisco. Shirley Wong, asistente de archivo me acompañó. La Ministra Hope parece haberle dado ayuda al grupo Bechtel in organización y se refirió a la manera tan reservada en que tuvieron que actuar al principio. El tema de la Ministra Hope fue “Los Temores de los Hombres y Algunas Mujeres al Movimiento de Mujeres (Women´s Movement)”. Ligó el Movimiento de Mujeres a los movimientos de otros grupos de liberación y enfatizó la necesidad de esperar y aceptar el cambio en cada faceta de nuestras vidas. Leyó una extensa declaración de Angela Davis. Durante un breve periodo de preguntas después del discurso reveló su actitud hacia el Cristianismo y la Biblia, que su idea central es hacia la liberación y que Jesús fue un gran feminista.

Por la tarde tuve que mecanografiar algunas cosas para John. Tuve menos de una hora libre para trabajar en la entrada del domingo en mi diario.

Hice ejercicio esta noche en mi departamento, ya que el clima se tornó frio y nebuloso.

Empecé una dieta de una semana de fruta, jugo de fruta y suero de leche. Terminé los trastes como una hora antes que de costumbre.

Terminé de leer las entradas del diario del 1 al 15 de febrero, y empecé a mecanografiar las entradas de febrero. Trabajé hasta las 11:30.

Leí A la estación Finlandia de Edmund Wilson durante una hora.

Me fui a la cama un poco pasada la 1:00.

12 de agosto – 1975 — martes

Me volví a dormir después que sonó la alarma esta mañana y dormí hasta el diez para las 7:00. Llevé fruta y jugo para el lonche. Desayuné un pedazo de melón. Llegué solo cinco minutos tarde al trabajo.

Tenía unos cuantos memos y cartas que hacer para John. Es muy fácil trabajar para el y parece estar siempre de buen humor.

Carol envió en el correo desde Gaithersburg una carta re-escrita concerniente a un empleado de gobierno quien se une al equipo de Bechtel por un año. La carta debía ser firmada por Willis S. Slusser, quien es el Consejero General. Él tenía sus propios cambios.

Almorcé en mi escritorio. A las 12:20 junto con Nora y Shirley fui a ver la película que mostraba el Foro de Energía, llamada “Un mar que no podemos sentir” (A Sea We Cannot Sense). Realizada por la Comisión de Energía Atómica, su propósito era calmar los temores sobre la emisión de radiación en el uso industrial,  señalando que la radiación natural es omnipresente. La combinación de este mensaje con ilustraciones de hermosos paisajes y gente activa fue diseñada para promover su aceptación.

Andras Nagy me llamó, quería ponerse de acuerdo para recoger los cheques de Carol para depositarlos. Había pasado un par de días con ella en Gaithersburg para aconsejarla en la búsqueda de casa.  Ella había comprado una casa como a seis millas de su oficina, una casa de tres recámaras con árboles en el jardín.

Actualicé mi diario, trabajando en las entradas del fin de semana y las del pasado jueves y viernes que no había hecho.

Hice ejercicio en el departamento esta noche.

Cené fruta y jugos, lavé los trastes.

Tenía bastante agua enjabonada así que lavé las tres ventanas del departamento por dentro porque estaban muy sucias.

Estaba lista para trabajar en mi diario para las 8:30. Mecanografíe hasta las 11:30 y escribí casi seis páginas.

En “En Conversación” Nat Hentoff entrevistó a un hombre cuyo nombre no entendí claramente quien había sido asistente de Robert Kennedy y aparentemente está defendiendo a los dos John y Robert Kennedy contra cargos por haber estado involucrados en el presunto complot de asesinato de la CIA. El y Hentoff tuvieron un animado debate acerca de si Robert había violado derechos civiles individuales. La condena de James Hoffa fue usada como ejemplo. La discusión reveló la diferencia de actitud entre esos que sienten que tales violaciones son justificables algunas veces para buenos fines y esos que las condenan bajo cualquier circunstancia.

Comí algo de pan con crema de maní y algunos dátiles. Lei a Wilson.

Me fui a la cama a la 1:30.

13 de agosto – 1975 — miercoles

No tuve mucho que hacer para John.

Usando la calculadora, terminé la lista de mis gastos de abril y julio.

Le envié a Dorothy [hermana de Edith] el recibo de teléfono con la larga distancia de Chicago que hizo Liz respecto a ella, sugiriendo que ella debía pagarla.

Ya en la tarde llamé a Mabs [hermana de Edith]. Me dio noticias de Miranda, quien va a tomar un curso que tiene que ver con jardinería orgánica, de Matthew, quien ha vendido un cuento y va muy avanzado en sus estudios de piano. Dijo que iba a ir a Montreal el 22; tenía que ver a su nieto una vez al año. Dijo que el clima estaba caliente y húmedo y la contaminación del aire muy mal. Estaba muy deprimida por el estado del mundo, diciendo que todo “iba al infierno en un canasto de mano”. Halagó a Edna [hermana de Edith] quien la había visitado. Hablando de Hal, entramos al tema del suicidio.

Entonces saqué a relucir el tema de la aventura de Dorothy en Chicago. Quería saber por qué  pensaba ella  que Dorothy había actuado como lo hizo. Al instante empezó a regañarme severamente por insinuar mi temor de que Dorothy se violentara. Luego siguió con otros actos desalmados “que yo había creado en relación con Dorothy desde el tiempo del nacimiento de Paul” y finalmente me colgó.

Dormí una siesta cuando llegué a casa.

Pasé por Magnolia. Llegamos al servicio antes de que comenzara.

El equipo de seguridad había recibido reportes erróneos sobre Danny Kutulas después de que se fue del Templo. Ted Holliday y otros fueron señalados por sus métodos y vestimenta descuidados. Jim insistió que se arreglaran para dar una apariencia de dignidad.

Danny Kutulas regresó. Había tenido una sesión rigurosa con el Consejo. Le habló a la congregación, diciendo que era un infierno allá afuera.

Bob Houston fue señalado. Había regresado a la comuna pero no estaba cooperando. No estaba dispuesto a recibir órdenes de las mujeres, no ayudaba con los niños. Había acogido a un hombre blanco a la comuna para poder llamar a un taxi, diciendo que lo hizo por amabilidad, pero la persona pudo haber sido un agente, ya que la comuna está preocupada por un proceso judicial, un acuerdo que involucra a la esposa de Vern Gosney. Bob también había flojeado en el trabajo de la casa. Se decidió que alguien debía boxear con él. Walter Jones lo hizo con guantes. Bob había sido advertido constantemente que dejara su intelectualismo. No peleó bien pero se mantuvo de pie.

Hugh Doswell estaba en el piso por decir que si tuviera cinco dólares se iría. Parecía haber estado disgustado con decisiones del Templo concernientes al lugar donde su familia debía vivir; no tienen buena reputación en cuanto a labores domésticas. Jim le señaló que el Templo apoyó a su familia cuando llegaron. Hugh tuvo que boxear con Ed Crenshaw; yo estaba sentada al lado de la madre de Ed.

Jimbo Jones, el chico de Agnes, fue señalado por insultar y atormentar a chicos menores. Tuvo que pelear con Patty Houston. Ella lo batió.

Vivian Gainous fue señalada por su comuna (la comuna Shaw-Houston) sobre asuntos financieros. Habían recibido muy poco dinero de ella. Dijo que al cambiar de un trabajo de gobierno a otro había estado fuera de la nómina por un tiempo, pero este, como otros de sus arreglos económicos parecía una manera retorcida de retener dinero del Templo que está al mismo tiempo pagándole sus deudas. Está rentando un Cadillac y poniéndole gasolina y gastando dinero en los puestos de comida. Dijo que había pedido prestado para la gasolina y la comida.

Todos aquellos que fueron señalados debían recaudar dinero vendiendo panfletos y cambiar su comportamiento.

Los reportes de seguridad referentes a Danny Kutulas cuando estuvo fuera del Templo eran tema de preocupación. Un reporte retorcido había sido entregado. Jim responsabilizó a Ted Holliday e insistió en que arregle la organización, de reportes escritos precisos, y mejore la apariencia de la Seguridad. Los quiere en uniforme todo el tiempo, no han estado usando uniforme los miércoles.

La reunión terminó a medianoche.

Leí A la estación Finlandia de Edmund Wilson y tomé un refrigerio.

 

Me fui a la cama a las 2:00.

14 de agosto – 1975 – jueves.

Solo tuve que hacer un memorándum para John.

Pasé una buena parte del día componiendo una carta para Mabs.

Esta tarde, antes de salir del trabajo, empecé la tarjeta de tiempo de Carol, había recibido información para ello de su secretaria en Gaithersburg.

Me fui a las 4:00 a una cita con el Dr. Fudgen quien quería verme después que el higienista limpió mis dientes. Me revisó por cáncer bucal y me tomó la presión arterial. Le agradó que hubiera bajado a 135/80. Encontró algo de placa y me dijo que no me estaba lavando los dientes correctamente. Debo hacer otra cita con el técnico dental para mayores instrucciones.

Hice ejercicio en casa.

Me lavé el cabello.

Tome mi jugo y leche agria.

Lavé ropa.

Leí A la estación Finlandia de Edmund Wilson Leí A la estación Finlandia de Edmund Wilson.

Me fui a la cama a la 1:30.

 

15 de agosto – 1975 — viernes

Entregué las tarjetas de tiempo de Carol y las mías.

Mecanografíe un memorándum sobre el acuerdo de Martin Marietta Aerospace para John.

Después de almorzar mi jugo y fruta afuera en los escalones de PG&E me sentí mal igual que ayer después del almuerzo. Me recosté bajo el sol y me sentí mejor. Luego fui al correo y compré estampillas. Necesitaba una estampilla aérea para la carta de Mabs.

Re-escribí la carta a máquina. Hice el intento de indicarle a Mabs que aunque pude haber sido injusta con Dorothy, ella (Mabs) había sido injusta conmigo, aludiendo a su actitud, según la percibí, acerca de mi afiliación con el Templo. Hice hincapié que el amor real estaba haciendo algo por las condiciones de las minorías y otras gentes en desventaja.

En casa hice mi equipaje para el fin de semana.

Agregué fideos al jugo de verduras para mi cena de esta noche  ya que no quería enfermarme en el autobús.

Llegué al servicio al tiempo que la gente del Valle Redwood estaba llegando.

Wesley Johnson hizo un anuncio sobre el concurso que culmina el 31 de agosto, en el cual tenemos a recabar fondos. A los miembros que no iban a poder ir a Los Ángeles se les pidió prometer dinero, y ayudé a anotar los nombres y las cantidades.

Cuando Jim subió al podio, algunos de los guardias de seguridad marcharon delante de él.

Jim había estado hablando en el templo Musulmán fomentando la alianza de defensa que tenemos con ellos.

Jim tomó la ofrenda. Hablando de la absolución de Joanne Little, declaró que él fue responsable, habiendo usado sus poderes extra-dimensionales para instruir a la defensa en cómo proceder. Nuestros miembros no debían creer que las condiciones de los negros habían mejorado.

Jimbo [James Arthur Jones], el nieto de Jim, había sido escuchado decir que le permitió a Patty Houston golpearlo porque era una niña. Tuvo que pelear con una niña de Buckley, quien también le ganó. Luego tuvo que pelear con un niño blanco, luego con un niño negro. Perdió cada vez y terminó todo ensangrentado.

Doy Lundquist había presumido que podía ganarle a Patty Houston cuando fuera. Pelearon y ella lo barrió. Luego él peleó con un chico blanco, quien lo derrumbó de un golpe.

Mary Sly, por su mal comporamiento, tuvo que pelear con Larry Swinney y perdió. Todos estos malhechores debían recabar dinero a través de folletos.

Durante un periodo de preguntas, alguien pregunto si el golpe de estado en Bangladesh fue trabajo de la CIA. Jim respondió sí. Otra persona preguntó si él podría traer al servicio a alguien cuyo hijo fue asesinado por la policía. Jim respondió, si, ese es el tipo de personas que deben ser contactadas.

El servicio terminó a las 12:00.

Me subí al camión No. 3 en el estacionamiento, y vi que otras personas estaban haciendo lo mismo.

Nos sentamos en el autobús esperando que arrancaran. Los autobuses del coro y la seguridad fueron instruidos esperar a los otros. El liderazgo estaba en una reunión de emergencia. Me dormí sobre las 2:00, desperté alrededor de las 4:30 y fui al baño. La reunión había terminado y los autobuses partieron a las 5:45.

Hicimos la primera parada de descanso a las 7:30.

16 de agosto – 1975 — sábado

A las once hicimos una parada de veinticinco minutos en Buttonwillow. Yo corrí y me las arreglé para comerme mis embutidos, terminé mi emparedado y fruta en el autobús.

Leí A la estación Finlandia de Edmund Wilson, luego dormí otra vez.

Llegamos a Los Angeles a las 2:00.

Jim, mientras tomaba la ofrenda, habló del tema “Los que aman a Dios seguirán sus mandamientos”, mencionando muchas de las maneras que fallamos.

Como en San Francisco, los que fueron disciplinados tenía que boxear con alguien de su mismo tamaño. Entre ellos estaban: Stanley Wright, quien le robó $100 a su madre; otro chico que le robó $300 a su madre; el pequeño Hugh Doswell quien le llamó a Christa Smith bizca después de que tuvo una operación de ojos y llamó a Michael Francis “dientudo”; Laskay Sellers, quien ha estado antes en el piso. Era el joven que traía puesta una camiseta con la imagen de una mujer blanca desnuda. No quiere venir a la iglesia, no obedece a su madre, se junta con gente de fuera de la iglesia. Jim habló con él, diciendo que estamos tratando de salvarlo de ir a la cárcel. Estuvo reacio a firmar el formato de liberación para boxear. Jim amenazó con llamar al Reformatorio por otros delitos menores de los cuales era culpable. Jim tenía curiosidad sobre la ropa moderna que traía puesta; su tía dijo que ella se la dio por su graduación de secundaria. Jim dijo que los premios deben ser dados por buen comportamiento. Beulah Pendleton me dijo que la madre y la tía lo habían consentido. Él tiene un hermano, Marvin, que vive en el Valle y se comporta bien y trabaja en el registro. Laskay, como los otros, tuvo que boxear.

Jewel Wilson estaba en más problemas relacionados con la asistencia pública. Fue a la oficina de beneficencia por algo relacionado con su tarjeta de salud a pesar de que se le había dicho no ir. Arriesgó poner en problemas a la gente con la que vive. Jim le dijo que recaudara $200 en panfletos. Los otros tenían que recabar cantidades apropiadas.

Se ha decidido que haremos un viaje a México empezando el lunes 25 de agosto desde Los Angeles, en lugar de ir a Hawái, lo cual no podremos hacer en varios meses.

Jim realizó curaciones.

Todos pasaron por el altar. Por un tiempo breve Jim pasó por los pasillos, tocando a todos los que estaban en la fila.

La reunión se terminó alrededor de las 7:00.

Se me pidió supervisar a Michael Francis, pero no se le pudo localizar.

Fui a casa con Beulah. Su hija con los nuevo niños todavía está en la casa.

Beulah preparó elote y salchichas para comer. Sirvió sandía más tarde.

Me había quedado dormida leyendo el libro de Wilson, pero después de comer sandía leí A la estación Finlandia de Edmund Wilson un rato, me volví a dormir alrededor de las 12:00.

17 de agosto – 1975 — domingo

La hija de Beulah nos llevó a mí y a los niños al servicio del Templo. Llegamos al auditorio alrededor de las 11:40.

Carlotta Caldwell dio uno de los testimonios. Había dejado el Templo pero regresó. Jim la había mencionado esta semana.

Cuando Jim subió al podio empezó a hablar de los soplones y luego de “su terrible Jesús” muy duramente. Dijo que había algunos soplones presentes a quienes los primeros comentarios fueron dirigidos. No habría límites para su venganza. Jim mencionó a los Pearsons quienes han dejado Templo y estaban hablando de nosotros. La única manera de dejar esta iglesia es mudarse a quinientas millas de distancia y no molestarnos.

Sus declaraciones sobre Jesús estaban de acuerdo con las que había hecho últimamente, aunque todavía más fuertes: Jesús fue cobarde, si no, hubiera contra-atacado; dejó que una mujer desperdiciara un año de su salario en perfume con que lavarle los pies para compensar su inhabilidad de desempeñarse sexualmente.

Se programaron más encuentros de boxeo. Entre ellos estaban el pequeño Hugh Doswell de nuevo por insultar, el nieto de Jim, Jimbo, otra vez por continuar su mal comportamiento, y dos o tres jóvenes por diversas ofensas. En varios de estos encuentros chicas pelearon con chicos loablemente. Un joven tuvo que luchar con Larry Swinney, quien le costó poco trabajo.

Uno de los jóvenes fue acusado erróneamente de golpear a Janet Tupper. Ella dijo que había sido Chris Cordell. Maryann Casanova lo había reportado incorrectamente. Jim la regañó duramente por no tener los hechos en orden con referencia a un niño. Le dijo a Linda Mertle que boxeara con Mary.

Teddy Pearson, a quien cuidan miembros del Templo, fue reportado por llamar a una chica “perra negra”. La decisión de Jim, acordada en el Consejo, fue enviarlo de regreso con sus padres. No podemos hacer nada por él a menos que los padres nos permitan adoptarlo legalmente.

Jim realizó curaciones.

Jim, en el podio, tocó a todos menos a los niños, quienes fueron tocados por los adultos en su lugar. Más de dos horas fueron necesarias para que pasara la enorme cantidad de gente frente a él, y el servicio no terminó hasta las 6:00.

Comí la cena comunal.

Los autobuses salieron a las 7:00.

Leí A la estación Finlandia de Edmund Wilson, luego dormí.

A las 10:00 hicimos un descanso de media hora en Buttonwillow durante el cual corrí y hablé con algunas personas. Por alguna razón hubo un retraso después de que los autobuses abordaron y no salimos hasta las 11:00.

Leí durante una hora. Tuve un poco de dificultad para dormir. Me levanté en la parada de descanso a las 2:00.

Llegamos a San Francisco a las 5:00. Llevé a Valor y Lela Murphy a casa y deposité a Kaye Gibbs con Enlis Robinson. Ella va a estar en San Francisco por unos días.

18 de agosto – 1975 – lunes

Había llovido durante la noche y el clima estuvo nublado todo el día.

John está de vacaciones hoy. Su nueva secretaria, una chica negra, empezó a trabajar pero no la conocí.

Archivé algunos papeles en los libros de referencia de Carol. Además de eso tuvo poco trabajo que hacer. Escribí las entradas del fin de semana en mi diario.

Carol va a regresar para finalizar detalles, y los abogados le organizaron una comida para el miércoles. Nicci se molestó porque las secretarias no fueron invitadas. Me sugirió que nosotras le organicemos una nosotras, invitando a las secretarias y al personal del archivo. Estuve de acuerdo y Nicci discutió el plan por teléfono con Carol quien estuvo encantada. Esta mañana Nicci y yo lo aclaramos con Betty Vasil, porque algunos dicen que hay una regla contra la interacción entre abogados y personal no-profesional. A Betty, sin embargo, le gustó la idea, especialmente que estábamos invitando a todas las secretarias del departamento; solo le preocupaba que tomáramos mucho tiempo en la comida. Nicci distribuyó la invitación y organizará lo de la comida con un restaurante Chino que conoce. El evento será el viernes.

Después de almorzar en mi escritorio, le pedí a Marie Muni su pase y fue a Macy´s. Berkshire está teniendo su venta anual de medias. Compro poca ropa nueva, excepto medias. Compré seis pares por $7.35 incluyendo el impuesto. Compré un traje de baño para el viaje a México, porque el que tengo ya tiene años. El que compré es azul pálido de dos piezas. Había ofertas en Macy´s y conseguí el traje, que tenía un precio original de $22.00, por $15.00. Con impuesto costó $ 15.95.

No hice ejercicios esta noche porque todos los que van al viaje a México tenían que registrarse en el Templo a las 7:00. Preparé cena y cené, lavé trastes tan rápido como pude. Necesitaba algo de fruta para el resto de la semana, fui al Mercado de Agricultores y compré melón chino y un melón.

Dejé el auto en el estacionamiento del Templo, ya que la policía de San Francisco está en huelga y temía dejarlo en la calle. Legué al Tempo sobre las 7:30. Para mi sorpresa, poca gente había venido a registrarse para el viaje a México. A algunos otros les estaban llenando sus formatos de examen físico. Me informaron que el personal no estaba listo con los planes para el viaje a México. Me senté y leí Wilson, terminé su libro A la estación Finlandia. (Sin embargo voy a leerlo otra vez).

Hablé con Lisa Layton mientras esperábamos. Finalmente el personal (secretarias y enfermeras) estuvieron listas y tuvimos que llenar numerosos formatos. Debbie Evans me tomó la presión arterial otra vez y estaba en 135 sobre 80, igual que cuando me la tomó el Dr. Fudgen. Casi había terminado. El último paso era arreglar lo del pago para el viaje. El costo será de $200 para los adultos y las secretarias habían sido instruidas obviamente de asegurarse de cobrar antes del viaje. Le dije a Leona Collier que le había dado a Lou Veather Davis $300 para el viaje a Hawái. Leona me dijo que el pago no era transferible al viaje a México. Ella y Janet Shular dijeron que un aviso sobre esto había sido parte del mensaje del Templo. Pensé que quizá habían mal interpretado las instrucciones. No sería justo que me prohibieran el viaje a México, puesto que la fecha del viaje a Hawai había sido cambiada, y si se realizaba faltaban todavía varios meses para ello, según Jim. Había solicitado mis vacaciones en el trabajo y la había cambiado ya una vez, y había tenido que pedir prestado el dinero al banco. Se me aconsejó escribirle a Grace Stoen, jefe del Comité de Finanzas, pero Leona y Janet no se portaron empáticas. Consultaré a Grace el miércoles y quizá a Tim.

Llené el auto con jóvenes que habían estado practicando para el siguiente grupo de entretenimiento y los llevé a sus casas. Una chica no pudo entrar a su casa y la tuve que llevar de regreso a la iglesia. Y me salieron otros tres pasajeros.

Estaba en casa a las 11:30. Planché ropa mientras escuchaba “En Conversación”.

Leí A la estación Finlandia de Edmund Wilson.

Me fui a la cama a las 2:30.

19 de agosto – 1975  — martes

Fracasé en la pérdida de peso con la diera de jugo y suero de leche, probablemente por los refrigerios que comí antes de dormir y la fruta alta en calorías, como la sandía.

Trabajé en diversos asuntos para estar lista para el regreso de Carol.

Terminé entradas del fin de semana en el diario.

Tuve una larga conversación con Lorraine. Quería saber cuándo podía ir a ver a Ryn antes de que se fuera. Le dije a Lorraine que esperaba ir a México la próxima semana pero que los planes no estaban finalizados todavía. No le di ningún detalle sobre la aventura de Dorothy, pero le dije que había tenido un malentendido con Mabs. Hablamos en general sobre mi insatisfactoria relación con mis hermanas y sus opiniones negativas del Templo. Su consejo fue evitar mencionar el tema. Ella piensa que se preocupan por mi bienestar.

Lorraine me dijo que Beth and Rondal se están divorciando. La causa principal de fricción es la ambición de trabajo de Beth. Lorraine dijo que Rondal no quería que trabajara, pero que es inmaduro de su parte no mantener a su familia. Lorraine dijo que no ha interferido pero que nunca la ha entusiasmado Rondal. Le dije que creía que la relación de matrimonio tradicional no está al día con las necesidades actuales. Veré a Lorraine y Ryn o este viernes o el 5 de septiembre.

Le ayudé a Valita  mecanografiando una carta por ella. Siempre luce demacrada y delgada y preocupada (supongo que no ha sabido nada todavía sobre su sospecha de cáncer). Está tan ocupada a veces que almuerza un emparedado en su escritorio y sin embargo no encuentra su trabajo interesante. Me dijo que le gustaría hacer un cambio pero vacila, con eso de que es muy nueva en el departamento.

Al mediodía vi la película de la serie para empleados, la cual es aparentemente parte de varias llamada “The Reluctant World Power”. Fue producida por el Departamento de Estado y mostraba la historia de América desde la Primera Guerra Mundial hasta el final de la Segunda Guerra Mundial.

Almorcé afuera en los escalones de PG&E.

Cuando regresé, Carol había llegado. Entre llamadas y visitantes usó una gran cantidad de papel que tuve que dirigir al archivo o a otros abogados. Su mayor preocupación era una petición del Sr. Johnson de poner en orden su cuenta personal con Bechtel (la oficina de contabilidad está siempre retrasada en el registro de transacciones) y de terminar su última cuenta de gastos. Esta última ya había sido empezada y yo la tenía pendiente de un dato de información. Terminé estos dos trabajos.

Salí a mi cita con el dentista a las 3:45. El técnico dental me hizo otra demostración del procedimiento correcto para cepillar los dientes  y usar hilo dental.

Hice ejercicio cuando llegué a casa.

Preparé cena, cené y lavé los trastes.

Bertha Cavit me llamó con el mensaje del Tempo que habría recibido anoche si hubiera estado en casa. Manifestó que el dinero pagado para el viaje a Hawái no podía ser aplicado al viaje a México.

Mecanografié un mi diario de las 9:00 a las 11:30. Al final tuve dificultad con la cinta que no había instalado correctamente.

Wanda Johnson me llamó para informarme que se había decidido que podía ir al viaje a México.

Leí a Wilson durante una hora.

Fui a la cama un poco después de la 1:00.

20 de agosto – 1975 — miércoles

Carol tenía un montón de arreglos que hacer en conexión con su mudanza y yo pasé algo de tiempo en el teléfono en relación con estos detalles. Mecanografié el índice para su carpeta de lecturas de julio. Betty Barclay lo había hecho por mí la semana pasada, pero el formato no estaba correcto y no estaba lo suficientemente pulcro.

Mecanografié mi lista de gastos de julio.

Comí una cena rápida. Estoy evitando los almidones y las grasas esta semana tratando de quitarme un poco de peso, ya que la dieta de jugo y leche agria no funcionó.

Magnolia y yo no fuimos al servicio a las 6:00. Era otra vez en San Francisco. Me pareció que había escasa concurrencia, probablemente por la huelga de la policía. Ha habido muchos actos de vandalismo y robo.

Jim, cuando subió al podio, habló de la huelga. Sentía que no se podía defender el qué la policía y los bomberos dejaran a los ciudadanos desprotegidos. Declaró con satisfacción que los oficiales negros no habían ido en huelga y que las áreas habitadas por negros habían permanecido tranquilas. Llamó la atención sobre las acciones tipo fascista de los policías en huelga. Expresó desdén por el alcalde por su actitud conciliatoria hacia ellos. Los miembros individualmente deberían llamar a la Junta de Supervisores y expresar aprobación de su firme postura.

Pauline Groot fue llamada al piso. Jim leyó una nota que ella había escrito en la cual se rehusó a ser asesorada por Marie [Maria] Katsaris. Dijo que no tenía confianza en Marie. Firmó la nota “Furiosamente”. Marie y Pauline las dos están viviendo en el templo de San Francisco. Jim dijo que él si tenía confianza en Marie y que las objeciones de Pauline estaban basadas en los esfuerzos de Marie por corregirle su comportamiento excesivo. Pauline tiene su primer trabajo de tiempo completo desde que llegó al Templo hace cuatro años. Jim y otros la amonestaron por su mentalidad “racista”. Muchas de sus acciones pasadas fueron recordadas. No había sido diligente en su búsqueda de empleo. Se le tuvo que despertar para el servicio de hoy e insistió en comer antes de venir. Recientemente le cubrió la boca con su mano a una anciana negra durante el servicio. Cuando Jim se dio cuenta de que una vez le permitió a Georgia Lacy masajear sus pies después de que a Georgia le acababab de sacar todos los dientes (él había estado al teléfono cuando este incidente fue relatado), se enojó tanto que se le fue encima y le rodeó el cuello con las manos antes de que el personal en la plataforma pudiera sujetarlo.

Jim le explicó a la congregación su estado de sobre-insulina el cual lo motiva a destruir un enemigo. Dijo que no debía haber sido detenido antes de alcanzar a Paulina.

Mucha gente testificó sobre el comportamiento no regenerado de Pauline. Yo pregunté si teníamos que mantener en la membresía a alguien que no se había beneficiado después de cuatro años con nosotros. Jim respondió brevemente que él no la habría aguantado ni cuatro días, mucho menos cuatro años, pero que ella conocía a “alguien”. Pauline fue obligada a boxear con Paulette Jackson, luego con una segunda persona y finalmente una tercera. A pesar de que todos la superaban en habilidad, resistió a las primeras dos. La tercera, una chica negra, la derribó. La audiencia estaba ansiosa de verla empeorada. Debe traer $200.

Jim advirtió que no debemos reflejar de ninguna manera en nadie que haya sido disciplinado por el grupo. Debían ser tratados tan amablemente como de costumbre. Después de una sesión de sanación, la congregación se acercó al altar.

Jim nos advirtió como lo había hecho antes que no debemos reportar a nadie a la policía.

La reunión terminó alrededor de las 11:30. Fue al cuarto de atrás a dar la información del viaje que no había estado completa la otra noche.

Tuve cinco pasajeros: Valor, Contonia, Michael y Magnolia, además de una mujer que no había conocido antes. Valor había estado en la misma posición que yo, habiendo pagado su dinero para el viaje a Hawái, pero recibió una carta de Padre diciendo que podía ir al viaje de México. Contonia no fue a Los Ángeles esta semana, así que no escuchó los anuncios sobre el viaje a México y su informante no le dio el mensaje. Dijo que iba a informar al Consejo, ya que es la segunda vez que no recibe un mensaje importante.

Después de dejar a Valor, llevé a Magnolia al correo donde tenía algo que hacer para el Templo. Le pregunté a Michael donde había estado el sábado en la noche. Contonia dijo que había ido a panfletear sin avisarle a su supervisor.

Posteriormente, dejé a Magnolia en su casa, estacioné el coche en la entrada de choches de Joyce Heitmeier ya que se nos había advertido no estar en la calle de noche.

Lavé los trastes. Leí por una hora y come algunas nueces.

Fui a la cama a las 3:00.

21 de agosto – 1975 — jueves

Esta mañana recibí mi cheque de vacaciones pero no mi cheque regular. Como había sido devuelto por un sub-número, esperé hasta la segunda entrega pero no llegó tampoco. Betty Vasil revisó con Contabilidad y Finanzas y yo fui al departamento de nómina. Pensaban que pudo haber sido puesto en el sobre de otro y querían esperar a ver si era devuelto.

Empecé a empacar las carpetas y los papeles de Carol en cajas.

Carol me había invitado a almorzar. Me había pedido hacer reservaciones en el Cuarto de Conferencias, un restaurante en el último piso del edificio del Banco Unión. Cuando llegamos, nos enteramos que tenían la reservación para el viernes en lugar del jueves y había una fila esperando, así que no nos pudieron sentar. Carol se enfadó. Fuimos al Hyatt Regency mejor, comimos en su restaurante Market Place con vista a la calle. El día estaba muy agradable. Comí un asado de carne con salsa de tomate. La comida no estaba caliente y no era muy buena. Nos tomamos una copa de vino blanco cada una.

Trabajé en el último archivo cronológico de Carol.

Esta tarde llevé el auto al taller Taft para saber la causa de un ruido extraño que estaba haciendo al arrancar. Dijeron que era un pistón viejo en el eje izquierdo de atrás. Reemplazo y mano de obra iban a costar como $40 o $50. Decidí esperar hasta estar segura lo que iba a hacer con el auto. Estoy pensando en venderlo o dárselo al Templo.

Me lavé el cabello.

Recibí un mensaje del Templo que no haríamos el viaje a México. Jim predijo riesgo de vida y pellejo.

Preparé un platillo y cené y lavé los trastes. Leí A la estación Finlandia de Edmund Wilson.

22 de agosto – 1975 — viernes

Entregué mi tarjeta de tiempo. Carol no me dio la información para la suya y no la entregué hoy.

Aun no recibía mi cheque. En nómina me dijeron que me harían otro. Tuve que llenar los documentos y me tomó mucho tiempo.

Las secretarias llevaron a Carol a almorzar a Louie´s en Grand Avenue, un restaurante Chino. Nicci había hecho todos los arreglos. Habíamos como quince. Tomamos taxis al restaurante. Mi contribución para el almuerzo de Carol fue solo veinticinco centavos. Las otras tomaron una bebida. Yo solo jugo de toronja. Ordenamos como diez platillos separados y la comida estuvo excelente. Nicci había recogido el dinero por adelantado. Pagué $5.00, incluyendo la comida de Carol y nuestra parte de la propina. Mi jugo solo costó 70 centavos.

Algunas de nosotras regresamos caminando. Hacía un día hermoso.

Recibí un cheque de reemplazo. Terminé de empacar los materiales de Carol.

Me despedí de Carol. Regresará en un mes o dos, ya que no puede enviar sus muebles hasta que esté segura de la casa que va a comprar.

En casa lavé ropa. Trabajé en mi diario.

22 de agosto – 1975 – sábado

Me levanté a las 8:30.

Magnolia me llamó, quería ir al Coop conmigo. La recogí a las 9:15. Primero fuimos a la casa de Ida King para que Magnolia pudiera entregar algunos artículos de panadería para el puesto de comida de esta noche.

Compramos comestibles en el Coop. De regreso a casa paramos en Petrini. Yo a comprar algo de jitomate, ella algunas nectarinas.

Bajé del coche los comestibles y los guardé.

Preparé un platillo, comí y lavé los trastes. Limpié el departamento. Dormí de 4:00 a 5:00.

Comí un poco más.

Llevé a Magnolia al servicio al Templo que era a las 6:30. Nos pasaron rápidamente por el chequeo de seguridad, nos dijeron guardar nuestras tarjetas de identificación y las imágenes de Jim. El Dr. Carleton Goodlett estaba allí, hablando con Jim y otros arriba, pero no compareció ante la congregación.

Marcy habló sobre algunas de sus experiencias inspeccionando hospitales y casas hogar. En muchas ocasiones fue dirigida por medios supra-naturales a encontrar la mera situación que comprobaba las acciones ilícitas de los directores de esas instituciones quienes estaban dándoles malos cuidados o haciéndoles trampa a los ancianos, gente indefensa.

Jim dijo que el Dr. Goodlett había estado discutiendo con el Templo los planes para conseguir aprobación para un proyecto de redesarrollo en la Adición Oeste. Un subsidio federal sería obtenido. Tendríamos una casa-departamento para proveer vivienda comunal para todos nosotros, un hospital, un restaurante, un supermercado, un gimnasio. Se pasaron mapas por los pasillos para mostrar nuestros planes.

La película “Joe Hill” se mostró. Al principio el sonido estuvo mal y nunca estuvo muy claro. La película recibió muchos premios en Europa, pero los dueños de cines en este país se rehusaron a pasarla. Es la historia de un organizador de trabajadores al principio de los 1900s quien fuera incriminado y ejecutado por los mormones en Utah cuando estaba tratando de organizar a los mineros de las minas de cobre. Vimos a Jim llorando al final de la película. Refiriéndose a las palabras de Jesús, “O Jerusalén, te hubiera tomado bajo mis alas como una gallina toma su cría, pero no ustedes”, dijo que estaba llorando porque algunos no mostraron emoción por la película, algunos dormían.

Hablando del fin de la huelga de policías, Jim fue implacable con el comportamiento de la policía.

El servicio terminó sobre las 12:30.

Había prometido darles un aventón a seis niños. Hubiera hecho dos viajes, pero no me encontraron a pesar de que esperé un rato. Llevé a Valor y a Contonia a casa.

Dejamos la iglesia a la 1:00. Llegué a casa a las 2:00. Leí A la estación Finlandia de Edmund Wilson y comí un refrigerio.

Fui a la cama a las 3:00.

24 de agosto – 1975 — domingo  

Me levanté a las 9:00.

Desayuné melón, panecillos con un huevo frito, tiras de carne fritas. No llevé lonche porque Jim nos había dicho que tendríamos descansos largos entre servicios.

El servicio empezaba a las 10:30 para poder salir temprano, ya que Jim con otros miembros iba a ir a la mezquita de la Nación de Islam a las 2:00. Yo estaba formada un poco después de las 10:30 y mi nombre fue puesto en la lista de retrasados que Jim había ordenado se hiciera.

Jim explicó que el arreglo con los musulmanes era un acuerdo de protección, no de doctrina.

Mientras tomaba la ofrenda, Jim hizo una poderosa declaración, diciendo que cada uno tenía la opción de vivir con un sentimiento de resentimiento o un sentimiento de culpa. Uno podía sentir resentimiento por sus infortunios, por lo que no tenía, o culpa por tener mucho más que otros que sufren no por culpa propia. Hablando de la madre Africana que trata de alimentar a su niño de su seno seco, lloró. “¿Por qué debo vivir en confort mientras ella muere de hambre?”

Abrió un periodo para preguntas pero tomó solo una. Una persona joven quería saber por qué las escuelas no hablan de los méritos del socialismo que es obviamente un mejor sistema. Jim dijo: Lo que es bueno para ustedes los capitalistas que controlan los medios and el sistema educativo no lo enseñarán. Un ejemplo es el contraste entre la manera en que tratan la historia de Joe Hill y la de la Biblia. La mayoría de ustedes nunca han oído hablar de este gran héroe, mientras si pueden oir sobre la Biblia y Jesús en cada estación de televisión y radio.

Después de una sesión de sanación, Jim hizo que la congregación viniera al altar.

El servicio terminó a la 1:30. Trescientas personas, vestidas con uniformes de seguridad (ha habido un ajetreo con la costura de uniformes en los últimos días) marcharon frente a la puerta del Templo a la mezquita Musulmana, acompañando a Jim. No todos los de seguridad fueron, y los líderes, incluyendo a las enfermeras si fueron.

Le di un aventón a Kaye Gibbs quien quería ir al parque para estar sola durante el intervalo entre servicios. La dejé en el Panhandle, y le di mi reloj, le dije donde me esperara a las 5:00.

Preparé comida, comí y lavé los trastes.

Trabajé en mis diarios.

Kaye vino al departamento para usar el baño alrededor de las 4:15. Salimos al servicio vespertino, que estaba programado para las 5:30, a las 4:45.

Kaye dijo que no quiere ir a la tierra prometida. Quiere dar su vida por la revolución, ya que de todos modos.no quiere vivir. Indiqué que todos debíamos hacer lo que se decida que es más útil, y esos que no estuvieran especialmente entrenados pudieran presentar una desventaja si se quedan aquí. Dijo que en ese caso se suicidaría. Le recordé lo que dijo Jim sería el destino de aquel que toma su propia vida. No le importaba. Si regresaba, se suicidaría una y otra vez.

La detuve de seguir hablando de suicidio.

Jim nos habló de la reunión con los musulmanes. Sus líderes demandan perfección y obediencia. Sus miembros tuvieron que escuchar por tres horas los comentarios de Wallace Mohammad transmitidos por teléfono. Sin embargo, Jim dijo que se pusieron de pie después de escucharlo hablar a él.

En una sesión de catarsis, Tommy Moore y Derrin Purifoy, a quienes se les había ordenado mantenerse aparte, estaban en el piso por robar artículos de la comuna Purifoy. Los usaron para equipar un escondite que usaban para experimentos sexuales. Los chicos se tomaron su tiempo en confesar lo que habían estado haciendo y aún más lentos en admitir que tomaban turnos para ser el de arriba. Jim tomó una actitud casual hacia el comportamiento sexual, el cual dijo era natural, pero fue duro hacia el robo. Condenó particularmente a Tommy quien trató de inculpar a otro chico por algunos hurtos que había hecho él.

Martin Amos golpeó a Christa con un matamoscas y según su madre, Sharon, se actuaba machista hacia las chicas. Por lo que ella pensaba que debería boxear con una chica. Tal encuentro fue organizado, y la chica le dio una paliza hasta que él lloró, a pesar de que era terco.

Un chico llamado Marko había golpeado a alguien con un palo y tuvo que boxear. Dio la demostración más cobarde que hemos tenido. Ocultó su cabeza y se cayó, retrasando el final.

Para los que no vieron “Joe Hill”, las dos últimas cintas de la película fueron mostradas de nuevo.

Después de enfilar enfrente del altar, la gente de Los Angeles se marchó en su autobús. El resto de la congregación pasó al altar.

Llevé a Valor, Contonia, Lela Murphy a casa. Le había ofrecido a Sue Noxon un aventón, pero no me buscó como quedamos.

Llegué a casa a la 1:00. Leí el periódico. Me fui a la cama a las 2:00.

25 de agosto – 1975 — lunes

Me levanté a las 8:00.

Llamé a Lorraine a quien le sorprendió que no haya ido al viaje a México. Le dije que iba a tomar mis vacaciones de todas maneras. Planeaba ir a ver la exhibición de Hallazgos Arqueológicos de la República Popular de China mañana por la mañana y me preguntaba si no le gustaría a Ryn acompañarme. Lorraine dijo que las dos ella y Ryn habían visto la exhibición. Ryn la había visto dos veces y tenía trabajo que hacer en su tesis.

A las 9:00 fui a Pay´n´Save en Church y Market donde compré un estuche para rizado permanente (Lilt, para cabello difícil de ondular) for $1.44. Me lo llevé al supermercado Safeway que queda enseguida donde compré algunas provisiones. Contonia me iba a hace la permanente, pero cuando llegué a su departamento me di cuenta que había dejado el estuche en la tienda Safeway. Regresamos por él pero no lo pude recuperar. Compré otro y Contonia compró algunas provisiones.

Contonia me hizo la permanente. Era la única que estaba en casa. Dijo que ella y Rosezetta habían tenido una discusión sobre el cuidado de los niños, quienes estaban todos enfermos de diferentes cosas. Contonia había regañado a Resezetta porque había dejado la medicina al alcance del bebé. El bebé tuvo que ser hospitalizado. Michael todavía tenía problemas con su estómago. Contonia piensa que son úlceras porque está nervioso por su madre. Acaba de cumplir doce años. Una de las chicas tiene pulmonía. Rosezetta había llevado a los niños a la casa de Mary, y Contonia tenía su llave y dijo que no le iba a permitir regresar. Contonia también tiene problemas con su hijo, quien tampoco está viviendo en el departamento en este momento. Contonia dice que su hija no le dio problemas cuando estaba creciendo. Empezó a tener relaciones con hombres quien, según Contonia, son homosexuales y la golpean. Piensa que ahora está con un hombre.

Contonia también estaba bastante perturbada sobre presunto mal trato del Consejo. Aparentemente fue a pedirles consejo porque se sentía deprimida después de haber tomado una medicina para las hormonas. El Consejo, según ella, le dijo que no había nada que pudieran hacer por ella, debía resolver su problema ella misma. No le permitieron comunicarse con Jim. Dice que Leona Collier rompió su mensaje. Criticó a Bea Morton en particular y se expresó duramente de Vernell Henderson también. Dice que el Consejo tiene favoritos. Le dije que los miembros del Consejo estaban demasiado ocupados y muy cansados, y que lo que más querían era evitarle a Jim más carga. Después de relatarle algunas de mis experiencias en la India con gente en condiciones desesperadas, tomó una actitud más moderada y dijo que Padre seguramente me envió a hablar con ella.

Contonia está planeando mudarse al Templo y donar sus muebles al Templo.

Me dio la mitad de un melón y dos emparedados de salami con lechuga y jitomate.

Mi cabelló resultó muy rizado.

Llegué a casa sobre las 4:00. Hice ejercicio. Preparé cena, cené y lavé los trastes.

Empecé a mecanografiar la sección del 1 al 15 de febrero de mi diario. Tuve gran dificultad para instalar la cinta nueva en mi máquina de escribir. No pude lograr que se rebobinara correctamente.

Leí periódicos. Me fui a la cama alrededor de las 2:00.

26 de agosto – 1975 – martes

Me levanté a las 8:00.

A las 9:00 fui al parque Golden Gate, estacioné el auto en John F. Kennedy Drive y caminé hacia el Museo de Arte Asiático para ver la Exhibición Hallazgos Arqueológicos de la República Popular de China. Esta es la última semana de la exhibición que duró dos meses. Grandes masas la han estado viendo a diario.

Había una fila cuando llegué. Se formaban grupos de cien visitantes y esperaban sentados. Por veinticinco centavos compré un folleto que describe algunos de los objetos y da información sobre fechas e historial. Los primeros grupos entraron antes de la hora estipulada de apertura, que era a las 10:00. Nuestro grupo, No. 10, entró casi a las 10:00. Después de entrar, los grupos no se mantuvieron juntos, y uno podía quedarse todo el tiempo que quisiera. Sin embargo, los espectadores tenían que mantenerse en movimiento. No tuve mayor dificultad para ver las exposiciones, la gente que podía mirar por sobre mí me permitía acercarme a las vitrinas. Las exposiciones estaban en orden cronológico, empezando con la sociedad primitiva desde 600,000 a 4,000 años antes, luego la sociedad esclava desde 2100 a 476 B.C., luego la sociedad feudal de 475 B.C. a 1840 A.D., aunque el último objeto en exhibición parece ser de la dinastía Yuan, que terminó en 1368 A.D. Me impresionó la distintiva apariencia China de los artefactos más antiguos. Suponía que iba a ser difícil ver el caballo galopante del periodo oriental Han  (25-220 A.D.), pero no había tanta gente. Lo que parecía atraer más la atención era el sudario de jade cocido con hilo de oro de Tou Wan, esposa del Príncipe Ching de Chungshan, 113 B.C. – dinastía occidental Han, y se tenía que instar al tráfico a circular.

Salí de la exhibición como a las 12:00.

Preparé una sopa de verduras y después de comer pasó la tarde y el anochecer mecanografiando mi diario. La cinta de la máquina de escribir todavía no rebobina correctamente, y tuve que rebobinarla a mano cuando alcanzó el final.

El mensajero del Templo me dio la información sobre el viaje planeado a Disneyland para el día del trabajo. El costo para los adultos será de $4.50 admisión y $6.50 para los paseos. La comida y refrigerios serán proporcionados, y nadie debe comprar nada más.

Cené y leí los periódicos.

27 de agosto – 1975 — miércoles

Me levanté a las 8:00.

 

Terminé de mecanografiar las entradas de diario del 1 al 15 de febrero y empecé a hacer correcciones y entradas en el calendario.

El día estaba nublado y había predicciones de lluvia.

Preparé comida. Comí melón, chiles rellenos con pan molido, queso cottage, nueces y con salsa de jitomate.

Como a las 12:30 tomé el Muni (calle Hayes, transfiriendo a calle Polk) a Ghirardelli Square y el Cannery. Caminé por entre las tiendas y por las calles. Salió el sol y al final resultó ser un día hermoso. Fui al Coop y compré un poco de fruta y palomitas de maíz. Quería sacar tanto efectivo como pudiera para el fin de semana. Aún no tienen lugares de cambio de cheques y solo pude conseguir $10 después de pagar. Voy a tener que darle al Templo un cheque para el transporte si es que puedo pagarlo, mi saldo está muy bajo.

Llegué a casa como a las 5:00.

Terminé las correcciones de mi Diario. Comí un poco.

Magnolia fue temprano al servicio del Templo. Yo me  fui al Templo alrededor de las 7:45.

Cuando Jim llegó al podio tomó la ofrenda. Sus primeras palabras fueron para instar a la gente a volverse comunal. Luego nos presionó para vender panfletos; estaba decepcionado de que tan pocos lo estuvieran haciendo y hasta amenazó a aquellos que no tenían dinero de panfletos para entregar de no permitirles ir a Disneylandia.

Varios casos de acoso a nuestros miembros negros, tales como echarles basura o destruirles sus jardines, han ocurrido en el Valle de Redwood y Ukiah.

A las 9:30 vimos un programa de una hora sobre Paul Robeson en la KQED [la estación pública de San Francisco]. Televisores fueron traídos y puestos por el auditorio. Jim estaba enfadado porque el activismo de Robeson en apoyo al socialismo casi no fue mencionado, y hubo muchas escenas de las películas de Robeson que lo mostraban en el papel del estereotípico hombre negro promovido por la sociedad blanca. Jim hizo que algunos trabajadores llamaran a la estación para quejarse, recibiendo como respuesta que el activismo negro es “aburrido”.

Lynetta Jones fue señalada y traída a piso, en base a un reporte de Jenny Cheek de que tenía una actitud negativa, era malhumorada y poco colaboradora. Jenny no estaba presente, y el testimonio era un tanto confuso. La mayoría parecía estar de acuerdo en que era mimada e insistía en salirse con la suya.

Repentinamente Grace Stoen se apresuró a darle a Jim un reporte el cual él reportó de inmediato a la congregación: Tim Stoen había recibido un disparo. Las primeras palabras de Jim fueron para conectar la falta de entusiasmo de la congregación por recabar fondos para ir a la tierra prometida con la tragedia. Siguió con esto por unos minutos, aconsejándonos a “reflexionar”. Regresó y antes de recibir la información sobre el estado de Tim, dijo que estaría bien, estaría de pie, en buena salud.

Le causé algo de agitación a Jim diciendo que dos mujeres en mi fila habían estado durmiendo. Quise decir que habían estado durmiendo más temprano. Mal entendí una pregunta de Jim. Él pensó que yo quise decir que ellas habían estado dormidas después que oímos que le habían disparado a Tim. Se puso furioso hasta que se determinó que tuvieron que haber despertado antes de que eso ocurriera.

Se recibió información de Tim que estaba efecto bien, y finalmente escuchamos una grabación de su voz. Se le había pedido que viniera al servicio y había decidido por su cuenta quedarse a trabajar. Se le había disparado desde un coche cerca de la farmacia Rexall in Ukiah.

Jim solicitó una ofrenda especial. Algunos dieron propiedades.

Jim dio que Mike Cartmell se ha graduado de la escuela de leyes y está trabajando en la oficina del Abogado de Distrito con Tim en Ukiah.

Shay-Shay Mertle, el chico que Jim trajo de Filadelfia después de que él y sus acompañantes habían estado comiendo de los botes de basura, fue señalado. Causa problemas constantemente, había golpeado a un niño en la cabeza con una linterna, había amenazado a las niñas. Sus padres adoptivos habían sido llamados a la escuela por lo menos una vez por semana el año pasado. Jim dijo que eso no iba a continuar este año. Al primer incidente se le iba a regresar a su madre a Filadelfia. Ha sido disciplinado varias veces, hasta con palizas. Jim se preparó para usar el tablón otra vez, luego decidió hacerlo boxear. Un chico de nombre David lo mandó de rodillas, aunque se había defendido.

Rocki Breidenbach fue señalado otra vez en conexión con unos reportes confusos sobre sus comentarios y actividades, algunos de los cuales involucrando a Jewel Runnells, quien está viviendo en la casa hogar de Rocki. Se dijo que Jewel quería mudarse, lo cual es un patrón en ella. Parece que Rocki pudo haber sugerido hacer un arreglo con Zippy y Hyacinth Edwards para intercambiar pacientes, para que Rocki tuviera solo pacientes blancos. Dijo que había hecho la sugerencia por el bienestar de los pacientes. Ha seguido hablando demasiado con los pacientes. Según algunos trabajadores ahí, el lugar está en un bullicio constante, y Rocki se agita y grita. Zelline O´Bryant está involucrada como siempre en el problema. Ella y Jewell han estado dejando sus cuartos bajo llave lo que va en contra de las reglas. Jim aconsejó que Rocki debe controlar sus emociones, no hablar tanto, juntar $50 panfleteando y Jewel debe ser más activa.

Jim curó a una persona públicamente. Hizo que la congregación desfilara frente al altar. Fermentó el jugo de nuestras propias uvas que habían sido traídas y a cada uno se nos un poco en un vaso de cartón.

Eran las 2:00 para cuando dejamos el Templo. Tuve un poco de problema para juntar a mis pasajeros. Llegué a casa a las 3:00.

Comí un poco de sandía y palomitas y leí A la estación Finlandia de Edmund Wilson.

Me fui a la cama a las 5:00.

28 de agosto – 1975 – jueves

Me levanté a las 9:00.

Pasé casi todo el día actualizando las entradas de mi diario.

Comí solo una comida completa: a pedazo de melón, berenjena horneada con queso, cebollas y jitomate.

Fui a pasear por una hora al parque Golden Gate at las 4:00. El día estaba muy agradable. Lavé un poco de ropa. Leí las entradas del 16 al 28 de febrero antes de empezar a mecanografiarlas.

Leí A la estación Finlandia de Edmund Wilson.

Me fui a la cama a las 2:00.

29 de agosto – 1975 – viernes

Me levanté a las 8:00.

Escribí entradas en el diario e hice una lista de gastos.

Planché ropa.

Comí un poco.

Puesto que Jim había enfatizado tanto el panfleteo, decidí pasar un par de horas haciéndolo. Tuve la intención de ir a la calle Unión a vender panfletos cerca de las tiendas finas allí. No me bajé del camión en la parada correcta y me seguí hasta la calle Beach. Traté de pedir donativos en varias esquinas pero la gente no parecía muy compasiva y no tuve éxito. Caminé hasta pasar Cost-Plus, pero no tuve suerte en ningún lugar. Caminé a la calle Unión pero no encontré mucha gente, como estaba cansada, decidí irme a casa. Caminé por Columbus y luego por Market. Me detuve a mirar más de cerca la Pirámide Transamerica. Había tapetes, cubre camas, adornos de pared, y cosas así en exhibición.

En la calle Market tomé el autobús 21 hacia casa, llegué alrededor de las 5:00.

Preparé comida, comí y lavé los trastes. Empaqué para el viaje a Los Ángeles. Me recosté por una media hora.

Me fui al templo a las 8:00.

Durante el servicio Jim dijo que había un hotel en venta. Quería saber cuántos estarían interesados en vida comunal en el lugar. Se anotaron nombres. Jim estaba satisfecho con el número de personas que se anotaron y dijo que basado en esto iba a empezar las negociaciones.

Si uno creía en el socialismo o no, uno tenía que admitir el poder de los grupos. En estos tiempos los individuos no pueden hacerla.

Jim dijo que a pesar de diferir con los musulmanes en algunos detalles, los respetaba por haber por lo menos rechazado la religión del hombre blanco. Jesús nunca había repudiado la esclavitud, y Pablo la apoyaba. Repitió detalles de los Gnósticos, que el creador de este mundo era malvado, y Lucifer era el verdadero salvador. El que murió en la cruz no fue Jesús sino Simón, el Cireneo.

Frances Buckley tuvo que boxear. Golpeó a una hermana menor y no ha estado muy cooperativa últimamente. Fue golpeada completamente.

Melvin Johnson fue reportado por uno de nuestros miembros blancos que trabaja en un boliche de haber gastado dinero ahí. Los negros no son bienvenidos ahí. Melvin admitió haber tratado de influenciar al miembro blanco de no delatarlo. Vive en comuna y consiguió en dinero vendiendo algunas de sus pertenencias las cuales debieron haber sido entregadas a la comuna. Melvin dijo que otros miembros habían ido al boliche y nombró a Vicki Moore y sus chicos. Vicki admitió haber llevado a los chicos. Se les había dado dinero para ir a la feria pero no dinero para los paseos, entonces pidieron ir al boliche. Jim comentó tristemente que Vicki le había dado a la congregación la oportunidad de ver a un consejero en un encuentro de boxeo. John Harris luchó contra Melvin, pudo más que él a pesar de su edad. Vicki boxeó y perdió contra Shirley Smith.

Carl Barnett había dejado el Templo, se metió en problemas y estaba preso; necesitaba nuestra ayuda para salir.

Tim Stoen estaba presente, trabajaba en el despacho de abogados, y se dirigió a la congregación y rindió tributo a Jim por su poder y su amor.

Jim realizó curaciones.

Las secretarias y las enfermeras ahora usan pañuelos rojos en la cabeza con sus uniformes azules del coro.

El servicio terminó a las 12:30. Vi a Tim afuera y lo abracé.

Encontré un asiento en el autobús No. 3. Cambié mi auto al estacionamiento.

Los autobuses salieron a las 3:00.

Los autobuses estaban más llenos que de costumbre. Más tarde oí que habíamos cargado noventa y nueve personas en nuestro autobús.

30 de agosto – 1975 — sábado

Nos detuvimos en Buttonwillow a las 8:30 por una hora. Corrí, desayuné y me cepillé los dientes.

Le hablé a Mike Prokes sobre mi auto. Le dije que planeaba donárselo al Templo a finales de septiembre. No estaba en buenas condiciones y las reparaciones serían caras, pero el Templo quizá pueda hacerlas y vender el auto si no pudieran usarlo.

Crucé unas palabras con Tim Stoen. Era un día hermoso.

Llegamos a Los Ángeles a las 12:20. Estuve en la fila de revisión de seguridad más de una hora. Apenas tuve tiempo de vestirme para el servicio que empezó a las 2:00.

Jim les habló a los miembros de Los Ángeles sobre el plan del Templo de comprar un hotel en San Francisco, explicándoles que las áreas rurales ya no son seguras para nosotros y que tenemos relaciones más amistosas con la policía y los políticos en San Francisco que en Los Ángeles. Hizo que se levantaran listas de todos aquellos interesados en vivienda comunal en las nuevas instalaciones.

Jim habló airadamente sobre los abusos perpetrados por algunos miembros, en particular esos que pedían meditación para parientes que no son miembros y esos que quieren saber si ha recibido un cierto regalo. Toma nuestros males sobre sí mismo, había estado sufriendo toda la noche de diarrea. Le estaba dirigiendo esto a un miembro del coro quien le preguntó sobre unas toallas que había dado, le dijo que tendría “cuatro días de mierda”.

 

Se celebró una sesión de catarsis. Primero en el piso estuvo Bruce Morris, quien tuvo que boxear por sacarle la navaja a su hermana.

Garnert Johnson fue señalado por mal comportamiento. Su abuela no quería que tuviera que pelear. Lee Ingram dijo que ella era la causa del problema del chico. Ella ha sido resucitada una vez después de eludir la verdad. El chico se puso de pie desafiando a su abuela y por eso tuvo que pelear solo un round.

Se señaló a Agnes Jones. Había generado una enorme cuenta de teléfono para Hazel Dashiell cuando se quedó con ella en Los Ángeles y no se le dijo. Las llamadas fueron a un hombre en el este por quien Agnes tenía una fijación romántica, a pesar de que está casado y tiene aventuras con otras mujeres. Jim reveló el historial de Agnes. Él y Marci la adoptaron cuando tenía once años, era hija de una prostituta. No podía hablar claramente y le dijeron a Jim que estaba tan retardada que nunca aprendería a leer y escribir. Superó esos problemas. Es muy empática con la gente mayor.

Jim dijo que tenía un último defecto – todavía se deja dirigir por su trasero y tenía historia de haber puesto al Templo en peligro por sus relaciones. Jim estaba especialmente preocupado por el efecto en Stephanie y dijo que Michael estaba siendo arruinado y debía ser puesto en otra casa. Agnes tenía estaba convencida de que no era buena, como su madre. Jim comentó que Bea Morton le había escrito una nota diciendo que no era buena. Cada persona era necesaria justo ahí, ilustrando que podemos superar nuestras malas características. Jim dijo, “Yo puse un centinela en medio de mi cerebro para impedirme ser un criminal”. Recordando que se había rehusado a abandonar a Agnes cuando era una niña, le dijo, “arriesgué mi matrimonio, empleo e iglesia por ti”.

Agnes había dicho que Dorothy Brewer fue tratada como un perro al tiempo que ella y Ray fueron disciplinadas por su relación. Jim dijo que no estaba preocupada por Dorothy, quería “acabar” con Ray. Jim rechazó la intención de Agnes de irse. “Nadie tiene el derecho de irse, y si lo haces, aunque regreses, nunca lo olvidaré”. Dijo que el grupo era como los rayos y el eje de una rueda; los rayos son tan importantes como el eje.

Jim: “¿Por qué estoy haciendo la reunión tan larga?” Para hacer que algunos de ustedes renuncien”.

La decisión de Jim sobre Agnes fue hacerla recaudar $1,000 en treinta días. Tendría dos empleos. En ese momento el Consejo decidiría que hacer respecto a Michael. Jim ofreció dejar a Ray que se divorciara, se lo dejó a su criterio. Ray y Dorothy no tienen ningún interés el uno por el otro. Dorothy ha trabajado muy bien en Los Ángeles (la veo trabajando en la cocina cada vez que venimos a Los Ángeles, y es miembro del grupo de danza de Los Ángeles). Agnes tuvo que boxear con Rose Pearson, quien la golpeó gravemente.

Jim realizó algunas curaciones.

Todos los que habían pedido meditación para un no-miembro o agradecimiento por un regalo fueron requeridos de venir al altar con un regalo. Se les dio tres minutos para formarse.

La reunión fue suspendida a las 8:00.

Liz me pidió que supervisara a Von Smith. Joyce Shaw me dijo que él había estado de mal humor. Fuimos a casa con Beulah después de los retrasos de costumbre.

Beulah nos dio pollo horneado, pan, sopa de lata y sandía.

Leí A la estación Finlandia de Edmund Wilson por unos minutos.

Me fui a la cama como a la 1:00.

31 de agosto – 1975 — domingo

Beulah me levantó a las 8:30. Los chicos había dormido en la sala y estuvieron hablando hasta tarde.

De desayuno tuvimos huevos, salchicha, pan tostado y sémola.

Le pregunté a Beulah sobre su hija y los nueve niños que está cuidando. Uno de los chicos estuvo en el hogar juvenil pero lo dejaron salir para el día festivo. La hija está tratando de encontrar un lugar para vivir. El padre es un borracho. La hija, quien es más o menos mentalmente incompetente, duerme casi todo el tiempo y Beulah tenía  empujarla a hacer cualquier cosa por los niños.

Tuvimos que esperar a que el esposo de Beulah nos llevara al Templo. Beulah dijo llegar tarde at Templo la ponía nerviosa. La insté a apuntarse para la vivienda comunal en San Francisco, y dijo que ya lo había pensado.

El hermano de Von Smith, Kelly, se cambió el nombre a Vance. Von dijo que había estado viviendo con  Garry Lambrev en el Valle pero lo había echado a perder, estaba ahora con Gladys y David.

Llegamos al Templo a las 11:15, pasamos por la revisión de seguridad a las 12:00.

Aparentemente el servicio había comenzado tarde. Se organizó el transporte. Se entonaron algunas canciones.

Jim había entrado y empezado el concurso de ofrendas inmediatamente. San Francisco, con la ayuda de las maniobras de Wesley Johnson, le ganó a Los Ángeles por $1,500 mas o menos. Jim dijo que esto no tenía que pasar si la gente con dinero no lo estuviera calentando. Hubo bastante agitación. Paul Flowers y Hue Forston representaban a Los Ángeles y, además de Wesley, Rick Cordell y Chris Lewis a San Francisco. Un poco más tarde Jim nos dijo que se habían juntado $12,000, justo lo suficiente para cubrir el presupuesto del mes.

Jim anunció que para el 14 de diciembre algo pasará que afectará profundamente a algunas personas en este cuarto.

Dijo que pandillas blancas estaban por todo el país, tomando la ley en sus propias manos.

Jim contó cómo casi veinte años antes había muerto para sí mismo. Habló de un terrible día en que los líderes de su iglesia, incluyendo a la madre de Loretta Cordell, habían muerto en un accidente automovilístico. Con ellos estaba la niña  coreano que había adoptado. Intentando llegar hasta ellos, había tenido que evadir asesinos y violadores para proteger a Agnes, quien era una niña, y a la esposa de un ministro. “Desde ese día no hay nada que pueda entristecerme o intimidarme”. “Nadie ha sido arrebatado de mis manos desde entonces, porque sé quien soy”. La  niña Coreana había tenido una premonición de su muerte por varios días y había repetido “Ok Bob necesita una mami y un papi”. Jim se puso en contacto con los orfanatorios Coreanos y encontró a su hermana, Suzzane, “quien tenía siete años y sería lanzada a una vida de prostitución. Habló de como su hija había tenido que ser sepultada en agua en un cementerio para negros. Hay espacio para él en ese cementerio pero “no estaré en un cementerio”.

Jim realizó una sesión de curación.

Todos vinieron al altar.

Jim declaró que los que bebieron y se enfiestaron la noche anterior están “fuera de mi voluntad y sentirán el golpe de mi poder”.

La reunión terminó a las 5:00.

Comí abajo.

A las 6:00 los que iban a Disneylandia su reunieron en tres grupos: Valle de Redwood en el balcón, Los Ángeles en el primer piso del Templo, Área de la Bahía en el Anexo. Janet Shular y otros empleados explicaron a nuestro grupo la organización para mañana. Se acomodó a las personas en el Anexo de acuerdo a su edad: de 3 a 11, 12 a 17, y adultos. Fue difícil mantener a los jóvenes callados. Cada grupo al que se le habían asignado personas tenía uno o más líderes, y los grupos debían mantenerse juntos durante todo el día. Durante todo el día, miembros de seguridad tomarían sus puestos, y las enfermeras tendrían una estación en la plaza central. A mi me pusieron en un grupo de adultos, algunos ancianos, y me nombraron una de tres líderes. Cada grupo tenía que checar con las enfermeras para ver si había problemas de salud. Debíamos subir nuestro equipaje al autobús en que regresaríamos al área de la Bahía, pero esos no eran necesariamente los autobuses en los que iríamos a Disneylandia. El desayuno sería servido a las 5:30 y los autobuses saldrían a las 7:00.

Después de haber visto a la enfermera fui a la sección de Los Ángeles a buscar a Beulah, ya que nos quedaríamos en las mismas casas en que pasamos la noche del sábado. El área de Los Ángeles parecía en caos. Compré un refresco y fui abajo, hablé con C.J. [Jackson].

El grupo de Los Ángeles había terminado cuando subí. Beulah y yo fuimos al Anexo a buscar a Von. El grupo aun no terminaba con los niños y estaban muy desordenados.

El esposo de Beulah nos llevó a casa.

Comimos costillas, pan de maíz, y vegetales mixtos.

Estaba en cama para las 12:00.

Referencias en los diarios de agosto de 1975.

Miembros del templo

Christa Amos
Martin Amos
Sharon Amos
Gerry Bailey
Carl Barnett
Bonnie Beck
Don Beck
Rocki Breidenbach
Dorothy Brewer
Frances Buckley
a Buckley girl” [probably Dorothy]
Carlotta Caldwell
Mike Cartmell
Ruby Carroll
Bertha Cavit
Gene Chaikin
Jenny Cheek
Leona Collier
Contonia
Loretta Cordell
Loretta Cordell’s mother
Barbara Cordell
Rick Cordell
Ron Crawford
Ed Crenshaw
Velma Darnes
Hazel Dashiell
David
Lou Veather Davis
Ronnie Dennis
Hugh Doswell
Zippy Edwards
Hyacinth Edwards
Debbie Evans
Liz Forman
Michael Francis
Vivian Gainous
John Gardner
Kaye Gibbs
Vern Gosney
Pauline Groot
Sylvia Grubbs
Joyce Heitmeier
Ted Holliday
John Harris
Magnolia [Harris]
Colton Henry
Bob Houston
Judy Houston
LC Inghram
Vernell Henderson
Patty Houston
Norman Ijames
Lee Ingram
CJ [Jackson]
Paulette Jackson
Marvin Sellers [Janaro]
Frances Johnson
Garnert Johnson
Melvin Johnson
Mabel Johnson
Wanda Johnson
Wesley Johnson
Agnes Jones
Jimbo Jones
Lynetta Jones
Marcy [Jones]
Michael Jones
Boh” –Suzanne JonesRay Jones
Adopted Korean daughter   [Suzanne Jones’ sister]
Stephanie Jones
Maria Katsaris
Ida King
Danny Kutulas Edie Kutulas
Georgia Lacy
Garry lambrev
Marie Lawrence
Lisa Layton
Chris Lewis
Mary [Lewis]
Lorenzo Lindsay
Carolyn Looman
Dov Lundquist
Marko
Polla Matteras
Deanna Mertle
Shay-Shay Mertle [from Philadelphia]
Tommy Moore
Vicki Moore
Bruce Morris
Bea Morton
Lela Murphy
Jane Mutschmann
Jean Newsome
Jim McElvane
Sue Noxon
Zeline O’Bryant
Rose Pearson

Pearsons [Ukiah family]
Teddy Pearson
Beulah Pendleton
Anthony Pike
Mike Prokes
Derrin Purifoy
“Purifoy commune”
Enlis Robinson
Kaye Rosas
Liane [Rosas?]
Rosezeeta
Joyce Rozynko
Jewel Runnels
Larry Schacht
Debbie Schroeder
Rick Schroeder
Tadd Schroeder
Laskay Sellers
Gina Severns
[Joyce] Shaw
Janet Shular
Myrtle Simms
Mark Sly
Benton Smith
Crista Smith
David Smith
Gladys Smith
Kelly Smith
Kurtas Smith
Shirley Smith
Von Smith
Grace Stoen
Tim Stoen
Larry Swinney
Ron Talley
Cathy Tropp
Victoria Tyler
Eric Upshaw
Valor
Leo Wade
Harry Williams
Jewel Wilson
Stanley Wright

Council
Hawaii Trip
Mexico Trip
Disneyland trip – Labor Day 75
“fermented grape juice” from Ranch

Apóstatas
Lester Kinsolving

 

Nombres de no-miembros
Adam & Eve
Simon the Cyrenian
Eliot
Ford
Dr. Fugden [Edith’s dentist]
Mrs. Gandhi
Dr. Carlton Goodlett
Nat Hentoff
Hitler
James Hoffa
Reverend Ike
Thomas Jefferson
Joe Johnson, SF Deputy Mayor
John Kennedy
Robert Kennedy
Kissinger
Joanne [Joan] Little
Martin Luther King, Jr.
Marx & Engels
[Rev John Moore] Carolyn Layton’s dad
Rev McIntyre
[Richard] Nixon
R[Thomas] Paine
Paul Robeson
Paul Schmitz Nuclear Engineer for Bechtel, Therman Power Organization
Stalin
[George] Washington
Wilson

 

Hermanas/Parientes/Amigos de Edith
Dorothy (sister)
Mabs (sister)
Edna (sister)
Beth and Rondal
Paul
Miranda
Matthew (piano studies)
Hal (suicide)
Grandson (Montreal)
Lorraine [de a Fuente]
Ryn [Kathryn de la Fuente]

Bechtel / Gente / Empleo de Edith
Bechtel Women for Affirmative Action
Betty Barclay
Carol
Gaitherburg
Garb
Reverend Glenda Hope
Nora
MagCard
Martin Marietta Aerospace
Andras Nagy
Nicci
Shirley
Willis S. Slusser
John Stewart
Valita
Betty Vasil

 

Trabajos/Lugares
Africa
Helsinki
Montreal
Portugal
Rhodesia
Rusia
Stalingrado
Turquía

Comisión de Energía Atómica
Bangladesh golpe de estado
CIA
Campos de Concentración
Alemanes
RCA Hartford
Guerra de Vietnam

Gaithersburg, WV
Washington, DC
White House
Bakersfield, CA
Grapevine, CA
Buttonwillow, CA
Fresno, CA

UC Hospital, SF
Universidad de California, Berkeley
UC Irvine, Escuela de Medicina

Exposición: Hallazgos Arquelogicos en la Republica Popular China en el Museo de Arte Asiático de SF
Película: “Joe Hill”
Película: “A Sea We Cannot Sense”
Película: “The Reluctant World Power”  Depto  del Estado
Película: “Similkemeen” sobre la mina de cobre Bechtel en British Columba
Programa de TV: Paul Robeson on KQED TV [PBS SF]
Programa de Radio:  “In Conversation” ABC
CBS-KNX
Plática: “Disposal of Radioactive Wastes” en la reunión de empleados de Bechtel

The Choice: The Issue of Black Survival in America por Samuel F. Yette
To the Finland Station por Edmund Wilson

Farmacia Rexall, Ukiah

Berkeley Coop
Coop (Calle Bay)
Cost Plus
Mercado de Agricultores
Golden Gate Park
Cannery
Disneyland
Huelga de Bomberos
Ghiradelli Square
Mezquita de la Nación de Islam [en seguida del Templo]
PG&E escalones
Panhandle [Golden Gate Park]
Pay’n’Save
Petrini’s
Safeway
SF Huelga de Policías
SF Red de Adultos Jóvenes
Pirámide TransAmerica
Proyecto Western Addition

Bautistas
Biblia
Mateo [Discípulo]
Mark [Discípulo]
Jesucristo.
Pentecostales
Iglesia Metodista Unida
Musulmanes
Nación de Islam

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Originally posted on November 6th, 2017.

Skip to main content