Las cartas de Mark Lane hacia Leo Ryan y Richard McCoy

Spanish translation of https://jonestown.sdsu.edu/?page_id=13920. Traducción por: Luis Ángel González Rocha. Correo electrónico: axayacatl.ahuizotl@hotmail.com.

El abogado del “Peoples Temple”, Mark Lane, supo a principios de noviembre de 1978 sobre el telegrama que el Rep. Leo Ryan envió a Jonestown el primero de noviembre y respondió inmediatamente. Hizo llamadas telefónicas al asistente de Ryan, James Schollaert y — cuando las llamadas no fueron respondidas de inmediato — escribió una carta a Ryan el 6 de noviembre para discutir con el congresista y su personal la posibilidad de posponer el viaje.

Había un par de razones para esta petición, tal como Lane señaló en su carta. Primero, Ryan y otros miembros,  y el personal del “International Relations Commitee” habían, hasta ese momento, hablado únicamente con personas a quienes Lane describió como “hostiles el Peoples Temple y al proyecto de Jonestown”. Segundo, como representante legal de Jim Jones, Lane dijo que él debería de estar presente durante la visita de Ryan con su cliente, y el abogado, quien tenía compromisos previos para los días en que Ryan se proponía ir.

Aun así, esta no es la carta de un suplicante. Señala que, ya que “Jonestown es una comunidad privada” y la comitiva de Ryan serían invitados, la delegación debería acceder a los requisitos del Templo—y de Lane—para el acomodo.

De manera más significativa, Lane recuerda a Ryan que el Templo ha estado bajo ataque por parte de “varias agencias del gobierno de os E.U. Hasta entonces el Templo había tomado medidas en respuesta—migrando a otros países, considerando acciones legales contra esas agencias, etc.— pero, se tenían otras maneras, incluyendo aceptar una oferta de refugio de uno de los “dos diferentes países, los cuales ninguno de los dos tenía relaciones amistosas con los E.U.” Si el Templo creyó que era objeto de una cacería de brujas- tal visita por parte de un huésped no invitado en la forma de un congresista hostil, una circunstancia no declarada, pero implícita—pudo llevar a “la más embarazosa situación para el gobierno de los E.U.A.”

La respuesta de Ryan aparece aquí

La carta de Lane a la oficinal del oficial del Departamento de Estado de Guyana, Rchard McCoy, también fechada el 6 de noviembre, es incluso más combativa. Hace referencia a la “seria consideración” del Templo aceptando la oferta de un santuario en un país el cual “no disfruta de relaciones amistosas con los E.U.A.” y agrega “lo embarazoso que esto sería para el gobierno en vista de las continuas referencias por parte del presidente Carter hacia los abusos de los derechos humanos en otros países.

En la carta de Lane a McCoy venía anexada una copia de la carta a Ryan.

 

Carta de Mark Lane a Leo Ryan. (Spanish translation of https://jonestown.sdsu.edu/?page_id=13921)

Nota: Rikke Wettendorff transcribió el documento para esta página. Los editores de este sitio web están profundamente agradecidos por su invaluable asistencia.

Nov. 6, 1978

Congresista Leo J. Ryan
1720 South Amphlett Blvd
Suite 219
San Mateo, California, 94402

Estimado congresista Ryan:

Entiendo que usted y otro miembro del congreso, y posiblemente dos miembros del personal de la “International Relations Committee of the U.S. House of Repræsentatives” desean visitar Jonestown, Guyana, debido a quejas que han sido hechas sobre el proyecto de allá. También entiendo que usted o miembros del personal del Comité han sido informados por personas hostiles al Peoples Temple y al proyecto en Jonestown. Parecería para mí, tanto justo como apropiado, que usted busque información en otro lado antes de embarcarse en un viaje a Jonestown. Ya que represento al Peoples Temple en varios asuntos, estaría feliz de verlo y contarle mi experiencia en Jonestown y con Jim Jones y con el Peoples Temple.

He sido informado que desea hacer un tour en Jonestown a mediados de noviembre. Mi cliente ha preguntado si pudiera yo estar presente mientras usted realiza el tour. Parece completamente apropiado que yo debiera estar ahí en esa ocasión. Por consiguiente, hice una llamada telefónica hacia su oficina en San Mateo a las 9 am del viernes noviembre 3, 1978 para hacer los preparativos para su viaje a Jonestown  y para discutir el asunto entero con usted. Su parte ha dicho que responderían a mi llamada, pero hasta el momento no he escuchado nada directamente de usted. Sin embargo, sí recibí una llamada telefónica de Jim Schollaert, quien me dijo que era parte del personal del Comité. Le informé que estaría ocupado a mediados de noviembre, cuando estaría como representante de muchos testigos, quienes habrán aparecido dando testimonio público ante la House Select Committee on Assassinations in Washington, D.C., desde mediados hasta el fin de noviembre. Le sugerí al Sr. Schollaert que si usted me llamó, podríamos, sin duda, arreglar una cita que sería satisfactoria para todos nosotros.

Deberá entender que Jonestown es una comunidad privada y que mientras aparentan estar dispuestos a ser sus anfitriones bajo ciertas circunstancias, la cortesía requiere que los arreglos sean hechos en anticipación a su visita. Por ejemplo: no hay hoteles ni restaurantes en el área y usted sería el invitado de la comunidad durante su completa visita. La gente de Jonestown ha expresado una voluntad para atender sus necesidades, así como las necesidades de todo su personal, pero ellos sugieren, y yo ciertamente estoy de acuerdo, que una fecha en la que sería conveniente para todos debe ser puesta en discusión.

Deberá de estar informado que varias agencias del gobierno de los E.U.A, de alguna manera, han oprimido consistentemente al Peoples Temple y buscan interferir con el Peoples Temple, una institución religiosa. En estos momentos, yo estoy analizando completamente el asunto para poder lleva a cabo una acción legal contra aquellas agencias del gobierno de los E.U.A, quienes han violado los derechos de mi cliente. Algunos miembros del People Temple han salido de los E.U.A para gozar una completa oportunidad de disfrutar los derechos, los cuales no están disponibles dentro de los E.U.A. Deberá saber que dos diferentes países, ninguno de ellos con completas relaciones amistosas con los E.U, han ofrecido refugio a los 1700 americanos que ahora residen en Jonestown. Hasta ahora, Peoples Temple no ha aceptado ninguna de esas ofertas, pero en su posición, si las persecuciones religiosas continúan y si se extiende hasta una cacería de brujas conducida por cualquier rama del gobierno de los E.U, serán orillados a considerar el aceptar alguna de ambas ofertas. Podría juzgar, sin embargo, la importancia de las consecuencias que podrían manar de mayores persecuciones al Peoples Temple, las cuales podrían muy bien resultar en la creación de la más embarazosa situación para el gobierno de los E.U.

Espero que este asunto pueda ser resuelto de una manera amigable y yo continúo esperando una llamada telefónica de su parte, para así poder discutir este asunto de manera más completa.

Suyo sinceramente,

Mark Lane.

ML: br

cc: Jean Brown.

 

Carta de Mark Lane a Richard McCoy (Spanish translation of https://jonestown.sdsu.edu/?page_id=13919)

Nota: Rikke Wettendorff transcribió el documento para esta página. Los editores de este sitio web están profundamente agradecidos por su invaluable asistencia.

Nov. 6, 1978

Richard McCoy
Guyana Desk
AF/V Room 4250
Department of State
Washinghton D.C. 20520

Estimado sr. McCoy:

Como usted sabe, varias agencias del gobierno de los E.U han participado en la persecución de Peoples Temple en los E.U y Jonestown, Guyana. Esta carta debería notificarle que en el caso de que estos esfuerzos continúen a través de las acciones de una  “Committee of the U.S. Congress,” o a través de las acciones de cualquier otra agencia del gobierno de los Estados Unidos, darán al Peoples Temple serias consideraciones para aceptar alguna de las ofertas que le han sido hechas para mover la comunidad entera a un país que no goza de relaciones amistosas con los E.U. Yo no necesito señalarle embarazoso que podría ser para el gobierno, en vista de las continuas referencias del presidente Carter hacia el abuso de los derechos humanos en otros países. Anexo una copia de la carta que envié este día al congresista Ryan.

Sinceramente,

Mark Lane

ML: br

Enc.

Originally posted on October 1st, 2018.

Last modified on October 10th, 2018.
Skip to main content